Creamos·Jugaprendemos·Mamagataexperiencias·Para los mininos

Espejo DIY

logoheart_thumb3¡Buenas Mamagatas!

Quería que vierais algo que Papagato y ElYayo montaron para Minina hace unos meses y que aún no había tenido tiempo de mostraros, se trata del espejo de seguridad que pusimos en el pasillo a la altura de Minina.

screenshot_20170201-132657

¿Por qué pusimos un espejo así? Porque es importante que los bebés tengan un espejo a su altura en el que poder verse por diversos motivos. Para empezar, cuando son muy pequeños permiten que el bebé se vea y se forme un concepto de sí mismo, de forma que acabe diferenciándose de la madre. También permite que los bebés que aún no se mueven puedan ver otras zonas del espacio en el que se encuentran. Asimismo, cuando ya son un poco más mayores y se reconocen, es una herramienta que estimula su movimiento; igual que los bebés nos imitan constantemente, al verse a ellos mismos pueden estudiar su propio reflejo y perfeccionar los movimientos o expresiones faciales que quieren hacer. Finalmente, también les ayuda a fomentar el sentido de la lateralidad.

En nuestro caso, lo pusimos cuando tenía unos meses, pero antes habíamos comprado un espejo de seguridad de IKEA con el que a veces jugábamos con Minina, el Barnslig. Pero volviendo al tema, el espejo grande lo colocamos en el pasillo de casa. Lo cierto es que me hubiera gustado ponerlo en el comedor o su habitación, pero en el comedor no hay espacio y, para cuando decidimos que queríamos ponerle un espejo, la habitación ya estaba amueblada y tampoco quedaba sitio. Así que el pasillo fue la mejor opción y, ahora que Minina camina y va para arriba y para abajo constantemente, me alegro de haberlo colocado aquí.

Del mismo modo, la idea inicial era colocarle una barra para que pudiera agarrarse, practicara con el equilibrio y fortaleciera las piernas antes de caminar, pero al final no la pusimos porque antes de que lo acabáramos de poner Minina ya caminaba más feliz que una perdiz.

screenshot_20170201-132630

Para montarlo, primero miramos espejos especiales para niños por Internet, pero los que vimos eran muy caros y por los comentarios de los usuarios tampoco nos fiábamos de que se vieran completamente nítidos. Así que al final optamos por un par de espejos Minde de Ikea porque, al juntarlos, nos daba la medida exacta que queríamos (y era bastante más barato que otros espejos más grandes, no nos vamos a engañar).

Para colocarlos de forma más segura, Papagato y ElYayo engancharon una madera a la pared con tornillos y, después, pegaron el espejo con silicona especial en dicha madera. Al estar pegado de este modo, es muy difícil que pueda romperse con algún golpe; sin embargo, para asegurarnos, lo forramos con vinilo grueso transparente. Así, en caso de rajarse, no podrían saltar cristales ni habría riesgo de que Minina se cortara. Otra opción posible es usar metacrilato, pero nosotros la desechamos porque era más complicado y laborioso. De todos modos, si queréis ver un ejemplo, tenéis esta otra propuesta de 3macarrons. Para terminar, colocaron un pequeño marco de PVC blanco para que quedara más mono, como podéis ver en esta última foto:

img_20170201_132503378

La verdad es que estoy muy contenta de que decidiéramos colocarlo, aunque fuera en el pasillo. Como es zona de paso, Minina se mira casi siempre que camina por delante, le encanta verse. Además, muchas veces va a jugar al pasillo para ponerse frente al espejo e, incluso, va a allí sólo para ver cómo hace algo nuevo. Hace unas semanas, por ejemplo, se acercó hasta él para ver cómo hacía una nueva mueca con la que nos habíamos reído poco antes; y hace un par de días, estaba bailando una canción de la guardería al principio del pasillo y cuando miró hacia el espejo avanzó unos pasos hasta él para verse bailar; ahora que lo pienso, hasta recuerdo un día que empezó a llorar porque su horrible y cruel madre no le dejaba hacer algo totalmente necesario en ese momento (me parece que era comerse una vela :p ) y mientras lloraba se fue al espejo para ver esa expresión que, seguramente, no había visto nunca. Otra cosa que le encanta hacer es chupar el cristal, sobre todo cuando está recién limpiado, pero esa ya es otra historia… 🙂 .

Para terminar, nuestra intención es ponerle un tablero de actividades justo frente al espejo para que practique con objetos que le ayuden a trabajar la psicomotricidad fina y, si quiere, pueda verse mientras juega, pero llevamos con la idea hace meses y todavía no nos hemos puesto a ello, así que tiempo al tiempo.

¿Y vosotros? ¿Tenéis un espejo a la altura de vuestros peques en casa? ¿Qué otras cosas tenéis? Cualquier sugerencia será bien recibida.

¡Abrazos gatunos! 🐱

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Espejo DIY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s