A Minina · Mamagataflexiones

Cuentas de madera por el suelo (o la importancia de las pequeñas cosas)

Hay un juego que te encanta: buscas las botellas que nos sobraron de cuando hicimos los detalles de navidad para tus maestras, aquellas en las que pusiste los cascabeles pequeños que yo tenía guardados con mis cosillas para manualidades. Y te dedicas a lo mismo todo el rato: sacas el tapón con luces, sacas los… Sigue leyendo Cuentas de madera por el suelo (o la importancia de las pequeñas cosas)

A Minina · Mamagataflexiones

Todo escondido bajo las sábanas

Empezó el juego hace  poco más de un mes. Tuviste una faringitis que terminó siendo laringitis… como tosías bastante por las noches (y después del mes de diciembre que pasamos con tres bronquitis entre tu cumpleaños y Navidades), preferimos que durmieras con nosotros. Desde entonces, y debido a que últimamente acabo cayendo contigo, incluso cuando… Sigue leyendo Todo escondido bajo las sábanas

A Minina · Mamagataflexiones

¿De qué te vas a lavar la cara hoy?

Comenzó como un juego, debe de hacer por lo menos un año, aunque puede que un poco más o un poco menos… porque el agua del grifo salía bastante fría, y no querías lavarte la cara. Igual que muchas otras veces, probé a hacerlo como un juego. “¿Cómo quieres lavarte la cara hoy? Yo me… Sigue leyendo ¿De qué te vas a lavar la cara hoy?

A Minina · Mamagataflexiones

“Es que hay que tumbarse…” o la importancia de la rutina y de sentirnos cerca

Ni siquiera recuerdo cuándo sucedió. Fue hace unas semanas, no muchas, pero no sé si son dos, tres o cuatro. Como casi siempre, me levanté antes que tú para dejar algunas cosas medio hechas antes de que te despertaras. Sin darme cuenta, el tiempo pasó demasiado rápido y cuando fui a tu cuarto, ya era… Sigue leyendo “Es que hay que tumbarse…” o la importancia de la rutina y de sentirnos cerca