Creamos · Experiencias · Mininobras maestras

Mano de escayola

LOGO¡Hola familias!

Este verano tuvimos tiempo para muchas cosas: ir a la piscina, leer cuentos, jugar con bolas de gel hidrófilas, jugar a juego simbólico, con agua dentro y fuera de casa, ir al parque, pintar, decorar zuecos, decorar tarros con sal tintada con tiza,  jugar con arcilla, hacer una careta… Sin embargo, también hemos añadido alguna nueva actividad. Una de ellas fue un molde de la mano de Minina hecho con escayola, que es la propuesta que os quería presentar hoy.

Antes de comenzar, quiero deciros que se trata de una idea que vi en Jugar en casa un grupo de Facebook en el que se comparten propuestas, DIY, dudas y consejos sobre lo que su título indica: Jugar en casa. Es un grupo muy creativo en el que a menudo salen ideas muy interesantes, y que ya que estamos quería aprovechar para recomendaros. Pues bien, esta idea la compartió una mami del grupo y, en cuanto la vi, supe que era algo que íbamos a hacer con Minina tarde o temprano… Como a ella le gustó tanto llevarla a cabo, decidí también mostrárosla a vosotros. Para ella, necesitamos:

  • Venda de yeso / gasa de yeso. Es decir, la venda que se utiliza para hacer las escayolas en los centros médicos y hospitales. Nosotras la conseguimos en una farmacia.
  • Un plato o bandeja para colocarla.
  • Tijeras.
  • Un poco de plástico film (no sé si es indispensable, pero nosotras lo usamos).
  • Agua.
  • Pinturas y pincel o pinceles.
  • Recomendable un papel de periódico o hule que no nos importe manchar, para trabajar encima de este y no dejarlo todo perdido de polvo y pintura.

El proceso a seguir es muy sencillo:

  1. IMG_20190808_165356Cortamos tiras o trozos pequeños de la venda de yeso (mejor hacerlo encima de un plato o bandeja por si va soltando polvo).
  2. Colocamos el plástico encima de la mano que vayamos a usar de molde, con cuidado de dejarlo bien colocado. Supongo que se puede hacer sin él, pero aunque dificulta un poco el trabajo, es una forma de asegurarnos de que al/a la peque no se le queda el yeso pegado a la piel, ni tiene reacción alérgica.
  3. IMG-20190808-WA000_PORTADAVamos cubriendo la mano con trocitos de la venda de yeso, que humedeceremos con el agua (y pincel o directamente con la los dedos de la otra mano) hasta tener el molde que deseemos. Esta parte debo confesar que la hicimos entre Minina y yo, porque tiene la mano tan pequeña que le costaba colocar algunos trozos con una sola mano libre, así que yo los iba poniendo y ella humedecía con el pincel.
  4. IMG_20190808_171249Como este tipo de yeso se seca bastante rápido, esperamos a que quede lo suficientemente seco para retirar el molde de la mano.
  5. Decoramos el molde (en nuestro caso con pinturas)
  6. Esperamos a que se seque del todo y, si hace falta, se pueden recortar los bordes que no hayan quedado como esperábamos.

IMG_20190808_172511

Como veis, es una actividad muy fácil, que requiere muy pocas cosas y con la que nuestros niños trabajarán muchos aspectos:

  • Psicomotricidad fina y relación mano-ojo
  • Concentración y paciencia
  • Creatividad
  • Gestión de la frustración (no es tan sencillo como parece, sobre todo la parte de los dedos)
  • Vocabulario
  • Autoestima

Si bien a Minina le encantó, hay algunas cosas a tener en cuenta:

IMG_20190808_170834El plástico lo usamos para proteger la mano, como ya he comentado. Pero también es verdad que al colocar las gasas e ir apretando para “ajustar” la forma de los dedos, a veces provocaba que el resto del plástico se moviera. Entonces las partes que aún no estaban secas se estiraban un poco, con lo que algunos dedos quedaron un poco más gruesos de lo que deberían, a pesar de haber tratado de “reajustarlos” al máximo.

Además, al tener una mano inmovilizada, Minina necesitó ayuda en la manualidad. Sin embargo ella estuvo encantada y me propuso que, otro día, sería ella quien hiciera el molde de mi mano. Por otra parte, Mininos más mayores podrían hacerla solos.

IMG_20190808_170844Hay que tener en cuenta que la manualidad se hace con gasa que lleva yeso, lo que quiere decir que será inevitable que haya polvillo por los alrededores, o incluso que nos manchemos con el yeso sin querer. De hecho, una vez seca la mano, después de mirarla y quitarle el plástico, tocó barrer y pasar un trapo para limpiar los restos de yeso y polvo que habían quedado.

Aún así, como ya he dicho, Minina disfrutó mucho con ella y terminó muy contenta. Por eso, no descartamos repetirla con el tiempo, ya sea otra vez con su mano o con cualquier cosa que se nos ocurra. De hecho, recuerdo que de pequeña estuve en unas colonias en las que hicimos, por parejas, máscaras de carnaval usando a nuestro compañero como modelo, y sospecho que el material que usaron fue este mismo u otro muy parecido.

¿Y vosotr@s? ¿Habéis hecho algo así alguna vez? ¿Tenéis alguna otra manualidad que queráis compartir?

Un abrazo mamagatuno 🐱

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s