Experiencias · Leemos · Mininolecturas

¿Jugamos al escondite, pez Arcoíris?

logoheart_thumb3¡Hola familias gatunas!

Hace un tiempo os hablé de El pez Arcoíris. Creo que también os anuncié por entonces que, con motivo del 25 cumpleaños, Marcus Pfister había sacado una nueva aventura de este curioso pececillo. Pero no fue hasta hace poco que le pude echar el ojo en la biblioteca y, ahora que lo hemos tenido por casa, quería hablaros de él.

BE48859.jpg

¿Jugamos al escondite, pez Arcoíris? Es un relato en el que Arcoíris está jugando al escondite en el arrecife de coral con sus amigos. Cuando le toca ser a él quien busca, no logra encontrar a ninguno, con lo que empieza a sentirse molesto. Pero la cosa no queda ahí, y a la que busca otro de los compañeros que encuentra el escondite de Arcoíris a la primera, este se enfada y deja de jugar, aludiendo que el otro ha hecho trampas. Sus amigos se quedan extrañados, salvo una de ellas que va a hablar con él y le explica que no se puede ganar siempre, que además al enfadarse ha puesto triste a su otro amigo y que eso tampoco es justo. Tras pensarlo un poco, y una vez superada la vergüenza, Arcoíris acepta que no ha hecho bien y decide ir a pedir perdón a su amigo para seguir jugando juntos.

IMG_20180910_160545

Como podéis ver, es una historia muy, muy sencilla pero con un varios mensajes: no siempre se puede ganar, hay que saber perder y, además, debemos reconocer nuestros errores y ser capaces de disculparnos.

Sólo por eso el libro ya merece la pena, pero es que además a mí el estilo de este autor me encanta. El modo en que dibuja a los peces es muy bonita, y la forma en que usa los colores me hace pensar en las acuarelas. De hecho, los usa de un modo que realmente da la sensación de que los dibujos sean de (o estén en el) agua.

Además, en algunas páginas el autor cambia el color del agua para que uno pueda identificarse mejor con los sentimientos de Arcoíris; por eso, cuando se enfada el agua se vuelve de color roja, y cuando su amiga va a hablar con él se torna anaranajada. Este pequeño detalle es algo que se puede aprovechar para observarlo con nuestros Mininos y hablar, de paso, de cómo se sienten (o se sentirían) ellos en una situación parecida.

Por otra parte, y a nivel personal, os diré que me encanta el detalle de que algunas de las escamas del pez sean plateadas, ya que resaltan mucho en el dibujo… del mismo modo que algunos de sus compañeros de juego tienen una sola escama plateada, haciendo referencia al hecho de que Arcoíris les regalara uno en el primer libro que Pfister publicó sobre este pececillo.

IMG_20180910_160642

Y creo que poco más os puedo contar, salvo que si queréis saber más sobre este pececillo os animo a leer la reseña del primer libro, y esta entrada que publiqué con motivo del 25 aniversario en el blog de literatura en el que colaboro.

¿Y vosotros, qué lecturas tenéis entre manos por casa? ¿Hay alguna que nos queráis recomendar?

Un saludo mamagatuno 🐱

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s