A Minina · Mamagataflexiones

3 años

Estaba releyendo lo que escribí el año pasado, lo que escribí hace dos años para esta misma fecha, y no sé si ha sido por lo leído o porque la música de fondo acompañaba demasiado bien, pero he tenido que hacer un gran esfuerzo para que no me saltaran las lágrimas…

IMG_20181006_231047_portada2Porque como bien dice el título, hoy cumples tres años. Y como digo yo muchas veces, es en momentos como este cuando me doy cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Hace dos telediarios contemplábamos  tus primeros pasos, y ya estamos discutiendo sobre si es pronto o no para una bicicleta “de mayores”. Hace uno nos maravillábamos con tus primeras frases y ahora mismo (y lo digo literalmente) te oigo hablar con LaYaya en la cocina, y escucho cómo tratas de camelarla para salirte con la tuya. Porque sí, te ha preparado un vaso de leche que no te has terminado, pero “ya verás, ya verás… hacemos un sumo de naranja que es más chuli”.

Y echo la vista atrás, vuelvo a pensar en aquellos deseos que formulé por tu primer aniversario, y me alegra ver que muchos de ellos se cumplen. Eres una niña alegre, divertida, inteligente, generosa (cuando quieres) y empática (dentro de lo que tu edad te permite, claro). Luego está esa partes menos buena que a veces nos desespera. Y es que tienes un carácter muy fuerte, eres cabezona y tienes mucho genio. A veces te enfadas con facilidad, y últimamente tienes la mano demasiado suelta… Sé que todo tiene que ver con la edad, que es normal, pero lo cierto es que cada vez nos enfadamos más y, aunque no me sienta para nada orgullosa, cada vez hay más veces en que pierdo la paciencia. Luego siempre me queda ese mal sabor de boca, ese “no quiero que vuelva a pasar”, pero el día a día y el cansancio se imponen y, no mentiré, mi paciencia se agota.

tippiSin embargo, no es de eso de lo que quiero hablar de ahora, sino de ti. Porque hoy es tu día y quiero celebrarlo. Quiero celebrar tu sonrisa, tu alegría, tu capacidad de observación y de actuación. La curiosidad ante el mundo que te rodea, como los números, las letras o las cosas que desconoces. Porque ¿Cómo se dice…? ¿Cómo se llama…? ¿Para qué es…? y ¿Por qué…? son preguntas que se han instaurado en nuestras vidas por tiempo indefinido.

Quiero celebrar lo creativa que te has vuelto, lo mucho que me gusta verte cantar y bailar, lo que disfrutas dibujando y pintando… aunque lo de mancharte siga sin gustarte mucho. Quiero recordar esos momentos en que “escribes” en tu pizarra o en una libreta haciendo una pinza casi perfecta, o en los que “escribes cartas” en el ordenador tecleando como hacemos nosotros cuando trabajamos. ¿Y cuando “lees” libros y catálogos de la compra como toda una mayor? En casi todos ellos pone Natalia, pero por ahora no pasa nada.

IMG_20180920_081035Quiero celebrar los momentos de juego en la bañera, las carreras y saltos por la calle,  cuando construyes (¿o debería decir destruyes?) con Papagato, cuando cocinas para nosotros pero no podemos comer porque aún sigue caliente, cuando nos llamas a clase porque eres “la señu Ana” o cuando te conviertes en el Doctor Mairal y nos curas, o cuando yo soy tú, y tú eres la mama y básicamente te dedicas a preguntarme cosas mientras me llamas “bichito”…

Quiero celebrar también que ya tengas tus primeros amigos, que Martina sea algo incuestionable aunque os peleéis cada dos por tres, que te encante ir a la piscina con Ona y Ainara, que te alegre tanto que también se haya apuntado Yuna o que últimamente te guste esperar a Unai cuando salimos del cole. Porque eso demuestra que eres sociable, que te estás abriendo al mundo y (aunque seas bastante mandona, no vamos a negarlo) también estás aprendiendo a ceder, a negociar y, básicamente, a socializar con otras personas.

DSC01461Tampoco puedo obviar el hecho de que ya seas una persona de fuertes convicciones, que tengas claro lo que te gusta y lo que no y que no te importe defenderlo… Aunque a veces las formas no sean las más adecuadas. Porque queda mucho camino para que aprendas a gestionar tus enfados y frustraciones, pero en el fondo me gusta que tengas carácter y la seguridad suficiente para hacer oír tu voz cuando quieres.

En resumen, y aunque soy consciente de que este texto es un tanto incoherente y desordenado, quiero celebrarte a ti, y a la personita que te has convertido durante estos tres años. A los cambios que han llegado a nuestras vidas desde entonces, y que a nosotros también nos han cambiado. Es cierto que hay momentos duros, eso nunca voy a negarlo, pero los buenos los siguen no sólo compensando, sino superando por creces. Y quiero celebrarlo porque te quiero, y quiero que sepas que no cambiaría estos tres años por nada del mundo… ❤

3 comentarios sobre “3 años

  1. Felicidades familia! Bonitas palabras que le dedicas. Eres una bonita Mama 🐈… Seguro que cuándo tu minina sea un poquito más mayor y le leas estas pequeñas “cartas” le encantarán mucho más que a todos los seguidores del blog. Un abrazo y celebrarlo por todo lo alto!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s