A Minina · Mamagataflexiones

¿Qué hora es, que no veo bien?

Madre e hija

Algo tan sencillo como una de esas pulseras antimosquitos hace que me de cuenta de lo muchísimo que has cambiado en poco tiempo. De todas esas pequeñas cosas que van pasando desapercibidas, pero que ahí están. ¿Por qué una pulsera antimosquitos? Por esa simple frase que sueltas como si nada mientras cruzamos una calle: “¿Qué hora es, que no lo veo bien?”

Y me sorprende que hagas una frase tan larga, tan bien estructurada, cuando hace nada apenas decías cuatro palabras juntas. Aunque eso hace que también me acuerde de cuando te equivocas, mezclas los sintagmas, y dices cosas sin sentido para quien no sabe de dónde viene. Porque muchas de ellas son de tu padre o mías. Incluso algunas son de los Yayos o de LosAbuelos. Expresiones como “Está ahí, ¿que no lo ves?” que hacen gracia porque suenan un poco insolentes (¡y divertidas!) en una niña tan pequeña, pero que claramente reconozco como propia.

Me encandila, también, cómo giras la muñeca para mirar la pulsera, como si de un reloj se tratara, y ver cómo juegas con Papá a decir la hora. Tú te la inventas, por supuesto, diciendo horas que has escuchado más de una vez (“son las seis y media”, “son las ocho y cuarto”); él te provoca con la verdadera un rato, hasta que por fin llegáis a un acuerdo (al menos esta vez, seguro que otra acabarás enfadada).

Y no es sólo por esa capacidad de razonamiento y de pacto que cada vez está más presente en nuestras conversaciones (aunque en tu caso suela ser para insistir en lo mismo… miedo me da cuando empieces a pactar en serio 🙄 ), sino porque me hace ser consciente de cómo el juego simbólico está ahora tan inmerso en tu vida, en nuestras vidas. Cómo el jugar a ser mayor y hacer “cosas de mayor”, como decir la hora, te encanta.

Eso sin tener en cuenta lo bien que se te entiende cuando hablas, cómo vocalizas y cómo poco a poco aparecen combinaciones de sonidos que no hace mucho se te resistían. Quedan otras, claro está, pero van siendo menos.

Es en momentos como estos cuando caigo en lo cierto que es aquello que dicen quienes tienen hijos más mayores: “¡Aprovecha el tiempo, que pasa muy rápido!” y me dan ganas de gritar “¡Que se detenga, que yo me bajo!“. Pero por suerte (en algunos momentos de crisis) y por desgracia (en otros como éste) no puedo, ¿verdad? Así que sólo nos queda seguir disfrutando de estos cambios, de tus ocurrencias, de tus nuevas frases… de tu evolución y crecimiento, al fin y al cabo ❤ .

Escrito el 5 de julio

 

3 comentarios sobre “¿Qué hora es, que no veo bien?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s