Experiencias · Jugaprendemos

8 (y +) propuestas de actividades con bolas de gel hidrófilas

logoheart_thumb3¡Hola familias gatunas!

Ahora que estamos en pleno verano, apetecen juegos fresquitos para hacer con los Mininos. Por eso, las bolas de gel hidrófilas son una buena idea con la que preparar varias actividades… no sólo para ahora, sino para cualquier momento del año.

¿Qué son las bolas hidrófilas? Creo que ya os lo he comentado alguna vez, pero son estas bolas de gel que se ponen en agua para que la absorba y se inflen con ella. Su función inicial es la de decoración de jarrones o para usarlas con plantas pero, como ya os he comentado, se pueden preparar juegos sencillos y muy estimulantes:

1.Tocarlas

IMG_20180721_093533El mero hecho de tocarlas ya es toda una experiencia para el tacto dada su textura. Además, la sensación cambia un poco si lo haces sólo con las bolas o si estas están sumergidas en un cuenco con agua. Cogerlas haciendo pinza o a puñados, sumergir la mano en un cuenco lleno, observar cómo botan al caer… incluso aplastarlas y ver los frágiles que son es una pasada. Por otra parte, he hablado de tocarlas con las manos, pero también puede ser muy divertido hacerlo con los pies al sumergirlos, por ejemplo,  en un cuenco lleno.

Por cierto, si tenemos en cuenta que las bolas transparentes no se ven cuando están dentro del agua, puede ser muy divertido ofrecerles a nuestros mininos un cuenco vacío y ver cómo reaccionan al meter las manos 😉 .

2 Bolas congeladas

Una opción para Mininos más mayores (o si nos hemos cansado de usarlas y buscamos otras posibilidades) puede ser congelarlas para ver qué pasa con ellas: ¿por qué se ponen duras? ¿Cambia la textura? ¿Se pueden romper fácilmente o no? ¿Por qué? ¿Qué sucede si las vamos tocando? ¿Qué podemos hacer para descongelarlas? ¿Qué podemos usar?

3 Bandejas sensoriales

Siguiendo la línea de la primera actividad, podemos ampliarla si en una bandeja llena de bolas escondemos algunos “tesoros” (juguetes, por ejemplo) para que nuestros mininos los encuentren. Las bolas pueden estar solas, pero también podemos incluir otros materiales (espuma de afeitar, purpurina, lentejas… lo que se nos ocurra) para que haya texturas diferentes.

IMG_20180720_124144

4 Trasvases

Otro juego que encanta a los mininos desde pequeños es de hacer trasvases. En este caso, pueden ser trasvases “sin pensarlo” o trasvases con una finalidad: separar por colores o por tamaños. A su vez, se pueden hacer con la mano, de cuenco a cuenco o usando herramientas diversas tales como cucharas, palas pequeñas o pinzas como las de Learning Resources de las que os hablé en esta otra entrada, por poner unos ejemplos.  En este caso, las lilas de la imagen anterior son ideales porque al estar agujereadas dejan escapar el agua sobrante, mientras que las amarillas que aparecen a continuación también van bien debido a su tamaño. Por cierto, recordad que además de la psicomotricidad fina y la coordinación óculo-manual, si hacemos que el movimiento del trasvase lo hagan de izquierda a derecha (como escribimos y leemos), indirectamente estaremos desarrollando la preparación para la lecto-escritura de un modo muy lúdico.

IMG_20180721_093602

5 Usar la mesa de luz (o similares)

Cualquiera de las propuestas que os he hecho hasta ahora puede tener un valor añadido si las ponemos en práctica usando la bandeja de luz. He de confesar que la tengo entre las actividades pendientes porque me la reservo para más adelante. Pero me consta que al ser translúcidas, las bolas hacen un efecto visual muy bonito en ella. ¿Que no tenéis mesa de luz? Entonces podemos echar mano de una linterna y un cuenco o tupper transparente mientras estamos a oscuras, o bien podemos ponerlas en una bandeja con barritas fluorescentes, tal y como podéis ver en esta entrada de Manualidades Infantiles.

6 Botellas sensoriales

IMG_20170530_152819051Ya os hablé de las botellas sensoriales en esta entrada hace tiempo, y en ella os enseñé la botella sensorial que teníamos hecha con bolas rojas, amarillas y naranjas. Sólo mirarla puede ser entretenido, pero si jugamos con ella y con una linterna para ver cómo cambian los colores y los reflejos que crean también puede ser muy divertido.

7 Globo sensorial

Otra actividad que he intentado poner en práctica pero Minina no me ha dejado ha sido crear un globo sensorial: metemos las bolas de gel en una botella de agua pequeña, cogemos un globo grande, lo inflamos y damos vueltas a unos centímetros de la boquilla para que no pierda el aire. Metemos la boquilla del globo dentro del cuello de la botella, desenroscamos el globo y lo ponemos boca-abajo para que vayan cayendo dentro las bolas.

IMG_20180724_122616.jpg

¿Por qué no he podido hacerlo? Porque el proceso de elaboración es demasiado fascinante para Minina 😀 . El día que lo intentamos, me ayudó a meter las bolas en la botella (para su diversión y mi estrés a ratos 🙄 ), e intentó hinchar un globo mientras yo hacía lo mismo. Al ver cómo pasaba las bolas al globo, quiso probar ella y después se dedicó a practicar en ambas direcciones (de la botella al globo y del globo a la botella). Una vez que la convencí para desinflar el globo, pero vio que las bolas salían “disparadas” del globo cuando soltabas un poco la boquilla… imaginaros lo que quiso hacer ella (varias veces, además). Así que la parte final del proceso de elaboración (atar el globo para dejar las bolas dentro) quedó para otro momento más propicio, jejeje.

Aunque creo que es algo sencillo de hacer,  os dejo un vídeo explicativo muy breve:

8 Bolas con colorante

Y la última propuesta que os traigo, pero para la que me voy a esperar a más adelante, es la de meter las bolas secas en agua con colorante y observar qué sucede. ¿Cambian de color? ¿Y por qué?

Como podéis ver, con algo tan simple (y barato) se pueden preparar actividades diversas para entretener a los más pequeños y, de paso, hacerles pensar un poco mientras se refrescan. No quería terminar la entrada sin comentaros, además, algo que ya he avanzado en una de las actividades: estas bolas pueden comprarse en tamaños diferentes. Y aunque en las tiendas que yo las he visto o comprado (básicamente bazares) suelen ser pequeñas (como mucho del tamaño de una canica normal), en Internet pueden encontrarse bolas XL que llegan a medir unos 5 centímetros.

¿Y vosotros, conocíais este material? ¿Lo habéis usado alguna vez? ¿Cómo? Como siempre os digo, no dejéis de contármelo en los comentarios.

Un abrazo mamagatuno 🐱

2 comentarios sobre “8 (y +) propuestas de actividades con bolas de gel hidrófilas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s