Excursiones · Experiencias · Jugaprendemos · Viajamos · Vivencias gatunas

Visita a la granja Can Castellví

logoheart_thumb3¡Hola familias gatunas!

Hace unos fines de semana fuimos a visitar una granja para niños relativamente cerca de casa, y venía a contaros nuestra experiencia.

IMG_20180225_122034

La granja de Can Castellví está en Collserola, en el municipio de Molins de Rei en Sant Cugat. Es una pequeña granja que se puede visitar tanto con grupos escolares, entre semana, como de forma particular los fines de semana por un módico precio (2,5€ por niño a partir de un año y 3,5€ por adulto). La entrada se paga in situ a la entrada, aunque recomiendan hacer reserva en caso de aniversarios o grupos grandes.

La granja tiene cuatro zonas diferencias.

  • Nada más entrar, hay un gran pasillo de corrales vallados con conejos y, además, una gran variedad de aves: diferentes tipos de gallos y gallinas, de faisanes, patos y ocas, pavos, pavos reales, etc. Algunos de ellos están juntos, pero otros están separados.

IMG_20180225_112033

  • Pasado ese espacio, se llega a una pequeña explanada en la que se pueden ver ponis, e incluso hay horario para montar en ellos por un precio adicional (que se paga en la entrada).
  • Tras la zona de los ponis, hay un espacio “toca-toca” con animales que se pueden tocar. Algunos de ellos están sueltos (como un par de emúes), y otros están en sus corrales, como un burro, cerdos, cabras, ovejas… Incluso se puede entrar a un pequeño corral donde tienen conejos.
  • Para terminar, tiene una zona de juego aprovechando la ladera de la montaña que consta de una caseta en un árbol con una cocinita, un minilaberinto de unos dos o tres metros cuadrados, un tobogán al que se accede subiendo parte de la colina, un par de puentes que cruzan un riachuelo, un pequeño túnel para pasar por debajo de una mini-cascada…. En resumen, un lugar donde jugar y entretenerse un buen rato.

¿Qué decir sobre la experiencia? Pues que a mí estos sitios me tienen un poco el corazón partido porque, aunque los animales se veían muy bien cuidados, no dejan de estar enjaulados. Sin embargo, viviendo donde vivimos, no hay muchas otras formas de ver este tipo de animales “en directo”.

Minina, por su parte, se lo pasó muy bien. Le gustó mucho ver a todos los animales e incluso se atrevió a dar de comer a algunos… aunque con otros prefirió que se lo diéramos nosotros, jijiji.

IMG-20180226-WA0010En la zona de ponis se quedó embelesada mirándolos, aunque he de confesar que ni punto de comparación con Peleona, la hija de los amigos con los que fuimos, que se quedó literalmente prendada de ellos. De hecho, estuvo tanto rato mirándolos desde una plataforma, que al terminar el horario en que los niños que podían montarse, la responsable dejó que Peleona y Minina se acercaran y se montaran para hacerse una foto.

En el espacio toca-toca se atrevió a dar de comer a las cabras y también disfrutó tocando a los dos conejos. Aunque cuando vio a los emúes pareció que le daban miedo y no se acercó a ellos ni a tres metros. De hecho, un momento que pasamos relativamente cerca, los estuvo vigilando todo el rato 😛 .

IMG_20180225_122643Pero donde más disfrutó, sin duda, fue en la zona de juegos. Primero escalando la pequeña rampa de la ladera para tirarse por el tobogán, y luego entrando una y otra vez en el laberinto… que, de hecho, solo tenía de laberíntico la entrada, que constaba dos caminos y uno estaba cortado a los pocos pasos. El resto, era sólo seguir el pasillo hasta llegar a la otra punta, donde había un pequeño tobogán azul. A pesar de su sencillez, para ella fue una aventura súper emocionante que, tras atreverse por primera vez, repitió unas cuantas más hasta que nos fuimos. También se quedó prendada de la casita en el árbol y su cocinita (ahora estamos en fase cocinita ❤ en casa), adonde nos pidió ir más de una vez.

En resumen, la granja es un lugar ideal para visitar una mañana de fin de semana y echar un rato agradable. Eso sí, para poder comer en el restaurante más cercano, hay que reservar con tiempo, o no suelen tener sitio (como nos pasó a nosotros 🙄 ). Aún así, Minina y Peleona disfrutaron mucho, y nosotros pasamos una buena mañana en mejor compañía, con lo que no descartamos volver más adelante, ya sea allí o a algún lugar parecido que nos queráis recomendar en los comentarios 😉 .

Un abrazo mamagatuno 🐱

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s