Mamagataexperiencias·Vivencias gatunas

Dramatización de un cuento

logoheart_thumb3¡Hola familias gatunas!

Hace poco hicieron un acto para mininos de 1 a 3 años en la biblioteca de donde vivimos, una dramatización de un cuento infantil, y quería contarnos nuestra experiencia.

IMG_20171027_182926203En este caso, se trataba de la historia de Lola, una ovejita que estaba en casa y quería que su madre le hiciera caricias y cosquillas. Sin embargo, su madre tenía que ir un momento a hacer cosas y su padre estaba trabajando. Por eso, triste y sola en su cuarto, Lola decidía crearse un rincón de las caricias con cosas que encontrara por la casa. En su búsqueda, encontraba cosas suaves (que colocaba en su rincón de las caricias) y otras no tan suaves (como un estropajo o un rayador) que descartaba. Después de montar su rincón de las caricias, cuando la madre regresaba y le preguntaba por qué estaba todo manga por hombro, ella le explicaba sus motivos. La madre, al darse cuenta de cuáles habían sido sus intenciones, comprendía que Lola se había sentido sola y le proponía ir las dos juntas a abrazarse al rincón de los caricias.

Vista así, quizás parezca una historia muy sencilla. Sin embargo, lo pasamos muy bien  por varios motivos.

  • IMG_20171027_182320029En primer lugar, la actriz que narró el cuento era muy buena y divertida. Yo ya la había visto hace tiempo tanto en otro acto de la biblioteca como en un monólogo y, al entrar, me alegró ver que era ella quien lo interpretaba porque es una mujer con mucho gancho, sin vergüenza ninguna (en el sentido positivo de la expresión) y capaz de hacer unas muecas muy graciosas.
  • Además, como buena actuación para pequeños, era muy interactiva. La narradora nos pedía que cantáramos, contáramos, hiciéramos ritmos con las manos, etc. que, si bien la mayoría de niños no podían seguir por sí solos debido a su edad, los padres sí, y lo hicimos encantados.
  • IMG_20171027_182051205Por otra parte, era una representación con toques divertidos. Por ejemplo, cuando las cosas que Lola escogía no eran suaves, la narradora las probaba en su propia piel, haciendo que los mininos se rieran con los gritos que daba y los gestos que hacía.
  • Finalmente, la dramatización tenía una parte “sensorial” que le daba cierto toque mágico. ¿Cómo? Dejando que los niños pudieran tocar boas y lanas muy, muy sabes para decidir si debían ir al rincón de las caricias; pasando por encima de todos un pañuelo de gasa rosa para observar cómo se veían las cosas a través de él o haciendo muchísimas pompas de jabón en un momento dado.

IMG_20171027_182324668Por todo esto, tanto Minina como los otros pequeños quedaron encantados. ¿Qué decir sobre ella, en especial? Que es una niña que vive mucho estas cosas. En principio estábamos todos sentados en el suelo, pero en más de una ocasión se puso de pie para poder ver mejor lo que sucedía. Además, no paraba de gesticular y poner caras de pena, alegría, sorpresa, admiración… dependiendo de lo que hacía la actriz. De hecho, las fotos que tengo son bastante cutres porque no paraba quieta y, además, al final decidí que prefería disfrutar del momento y ver cómo se lo pasaba ella en vez de continuar intentando conseguir la foto perfecta. El único momento en que “sufrió” un poco fue cuando la actriz empezó a hacer burbujas de jabón y estas no llegaban a donde estábamos nosotras… hasta que al final Minina se acercó a “cazar” unas cuantas, jijji.

En resumen, una experiencia muy positiva que espero poder repetir pronto. Lo cierto es que no habíamos ido a otras anteriores porque al principio la veía muy peque y las últimas que habían ofertado no nos habían ido bien por la fecha o la hora en las que las hacían, pero repetiremos seguro.

¿Y vosotros? ¿Alguna experiencia similar que queráis compartir?

Un abrazo mamagatuno 🐱

Anuncios

Un comentario sobre “Dramatización de un cuento

  1. Esas cosas estan muy chulas, hacen que a los niños se les despierte las ganas de leer cuentos, de que te escuchen atentamente cuando se les lee uno, hace dos años fui con mi hijo y el cole a una excursion muy similar, en este caso de marionetas, pero se lo pasaron geniales, hasta las mamas que fuimos y las profes nos los pasamos como niños. Desde entonces mi hijo mayor quiere siempre que si hay algo asin lo lleve jejeje

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s