Experiencias · Viajamos · Viajes vacacionales · Vivencias gatunas

Vacaciones en la Toscana (1)

logoheart_thumb3¡Buenas, familias gatunas!

Seguimos con nuestras vacaciones, pero esta vez hablándoos de los sitios que hemos visitado por Italia. Como no quiero hacer entradas eternas que la gente se canse de leer, voy a dividir nuestras experiencias en dos posts, así que aquí vamos con los primeros días.

Tras despertarnos en Niza, pusimos rumbo hacia Italia y paramos a comer en Lucca. Allí, después de disfrutar de un plato de pasta y una buena pizza dimos un paseo para ver sus dos torres y la plaza central, característica porque mantiene la forma circular de un antiguo teatro romano.

DSC01208

Tras un breve paseo por sus calles, retomamos camino hacia Certaldo, donde por recomendación de unos amigos decidimos alojarnos todos los días que estuvimos en la Toscana. Nos alojamos en el Hotel Certaldo, un hotel muy bonito, con muy buen servicio, una pequeña piscina y una zona de césped muy amplia para que Minina pudiera jugar tranquilamente por las tardes, cuando volvíamos de turistear.

Certaldo es un buen pueblo para establecerse si no quieres ir cambiando de hotel porque está bastante bien centrado y la estación de tren está a cinco minutos del hotel, con lo que aprovechamos para ir a Florencia, Pisa y Niza en tren y evitarnos problemas de aparcamiento.

El mismo día que llegamos, dimos una vuelta por el pueblo para localizar algún sitio donde comprar agua y, de paso, subimos a la zona del castillo para ver las vistas y hacer ya un poco de turismo. Esta zona se encuentra en una colina y, aunque pequeña, merece la pena dar un paseo por ella. Para acceder, se puede subir caminando o bien en tren cremallera, cuyo billete eran 3€ ida y vuelta y salía con bastante frecuencia (entre 3 y 10 minutos, dependiendo de la hora).

También os diré que en la zona del castillo hay unos cuantos restaurantes, pero que conviene reservar. Nosotros buscamos sitio una noche y nos costó bastante encontrar. Finalmente cenamos en Il Castello y aunque vimos que tenía muy buenas críticas, en nuestro caso la experiencia fue mala. Creo que tuvimos la mala suerte de entrar un día en que se vieron desbordados de trabajo sin esperarlo, porque el servicio fue malo, tardaron en servirnos, mis patatas al horno estaban un poco quemadas y para el precio la cantidad de comida nos pareció escasa. Es cierto que al final nos hicieron un pequeño descuento en el precio final, pero no es un lugar que recomendaría.

Sí que recomendaría, sin embargo, un restaurante del pueblo que estaba cerca de la iglesia principal del pueblo y del tren cremallera en el que cenamos un par de noches llamado Il pirata. Buena comida italiana, servicio rápido y, además, las dos veces que cenamos vimos cómo venía gente local a recoger pedidos.

Al día siguiente, fuimos a Florencia en tren (45 minutos de viaje). Paramos en la estación de Santa Maria Novella (punto 3 en este mapa), que recibe el nombre por la iglesia que tiene la lado (punto 4). Como tanto Papagato como yo ya habíamos estado y Minina aún es pequeña, decidimos no entrar a ningún Museo, así que básicamente paseamos por el centro.

Por si a alguien le interesa, visitamos la zona del Duomo (punto 1), la Piazza de la Segnoria, el Palazzo Vecchio y la zona exterior de la Galleria degli Uffizi (11 y 12). Cruzamos el Ponte Vecchio (13). Este puente es famoso por las tiendas que en él se encuentran y las vistas que ofrecen en contraste con el río. Por él, llegamos hasta la Piazza dei Pitti  y su Palazo (15), en donde nos sentamos a descansar.

DSC01257

Después, tras tomarnos unos granizados ENORMES, regresamos por el Ponte alle Grazie en busca de la iglesia de la Santa Croce (10). Comimos en un restaurante en el que decidimos entrar básicamente porque empezaba a llover con fuerza XD  y, después, fuimos en busca de la Fontana del Porcellino y las tiendas que hay en el mercado donde se encuentra. Como estábamos cansados y Minina ya llevaba encima mucho trote, regresamos al hotel y aprovechamos para descansar, aunque  no pudimos bañarnos en la piscina porque llovía a ratos.

Nuestro tercer día en Italia, fuimos a Pisa, de nuevo en tren. El viaje era de unos 35-45 minutos porque había que hacer cambio de tren y esperar pero, la verdad, está todo tan bien señalizado que los cambios fueron muy fáciles. Desde la estación de Pisa central hay unos 20-25 minutos de paseo hasta la zona de la torre (lo podéis ver marcado en sombreado en este mapa). Aunque en el mapa se ve que hay mucho más, nosotros nos dirigimos directamente a la zona de la torre inclinada y el duomo.

He de confesar que Minina estaba tan interesada en la visita de este día que a la que llegamos a la torre estaba totalmente dormida, así que aprovechamos para ir a ver la zona de tiendas que hay detrás de la muralla mientras ella descansaba. Después fuimos a comer en una calle cercan y, tras comer, regresamos a la torre para hacer alguna foto con Minina despierta, 😉 . De regreso a la estación, cambiamos un poco el camino de vuelta para ver alguna cosilla más de paso pero, de nuevo, regresamos temprano a Certaldo porque estábamos todos cansados.

IMG_5282

Y creo que lo voy a dejar por ahora para no aburriros demasiado, así que hasta aquí la primera parte de nuestras andadas por la Toscana 😛 . Nos vemos en unos días con la continuación 😉

Un abrazo mamagatuno 🐱

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s