A Minina · Mamagataflexiones

Hacía tiempo que no te dormías en mi pecho

Dibujo Madre y Bebe 8
Imagen del Banco de imágenes y fotos

Hacía tiempo que no te dormías en mi pecho, hasta hoy, que has vuelto a hacerlo.

Estabas agotada después de una hora de llantos anteriores a la comida y durante esta, después de no querer comer, después de querer sólo los hielos de mi refresco, después de que al menos hayas tomado algo de fruta… y es que está siendo una semana complicada. Te han salido cuatro dientes casi de golpe últimamente, estás constipada, no duermes bien, tienes mucha tos y el estómago algo tocado a causa de los mocos.

Por eso he tenido que sacarte de la cama después de tumbarnos para la siesta. Y mientras te cambiaba el pañal, veía cómo se te iban poniendo los ojos en blanco aunque tú intentabas mantenerlos abiertos, luchando por quedarte despierta. Entonces te he cogido en brazos, “¿Quién es mi koala?“, y me has abrazado con fuerza mientras íbamos de vuelta a la cama.

Y antes de llegar he pensado “¿La tumbo a mi lado o me la dejo encima, tal y como está? … No creo que quiera, pero voy a intentarlo“. Y ahí te has quedado, tranquila, posiblemente ya casi dormida, escuchando los latidos de mi corazón, relajándote aún más, a la vez que tu respiración se acompasaba y tu cuerpo perdía la poca “fuerza de agarre” que le quedaba.

Entonces lo he pensado: “Qué bien, porque hacía tiempo que no se dormía en mi pecho“. Y me he dado cuenta de que antes de intentarlo había dado por hecho que no querrías. Porque aunque más de una vez lo haya intentado cuando estabas nerviosa, aunque a veces te coloques así cuando te sientes inquieta por algo y buscas consuelo… ya no quieres dormirte así. Y si te coloco sobre mí alguna noche, te escapas porque ese día tienes ganas de más fiesta. Por tu parte, cuando quieres dormirte voluntariamente, te tumbas a mi lado para que te abrace, sin subirte a mí como antes. Y si por el contrario estás nerviosa y quieres dormirte, lo que haces es tomar pecho hasta que te tranquilizas, pero nunca te pones sobre mi pecho… “Es que se está haciendo mayor, a pesar de ser aún tan pequeña“.

Así, con esos pensamientos, me he dado cuenta de algo tan evidente pero a la vez tan difícil de ver a veces: el tiempo pasa muy rápido y tú creces a marchas forzadas. Cada vez eres menos bebé y cosas que antes eran “normales” han dejado (y dejarán) de serlo con tanta rapidez que a veces ni siquiera nos damos cuenta. Y con esas ideas me he quedado, mientras yo también me  relajaba, porque me encanta tenerte encima, porque me gusta sentirte tan cerca, como si eso te hiciera más “mía”, aunque sepa que tú eres tú, que crecer es ley de vida y que por muy mía que te sienta, es normal que cada vez dependas menos de mí.

Y sí, se que aún nos queda tiempo, sé que siempre seré tu madre y tú siempre serás mi hija; también sé que esto no es ningún drama, ni mucho menos. Pero en cierto modo, me ha dado pena pensar en las cosas que dejaremos de hacer poco a poco. Sé que también aparecerán otras nuevas, tal y como han ido apareciendo hasta ahora, pero como todavía no las conozco, supongo que quiero aferrarme a todo lo bueno que hemos tenido (y tenemos) hasta este momento… Así que a falta de lo que está por llegar, sólo espero que esta no haya sido la última vez que te duermas en mi pecho, y que aunque vayan siendo menos y más espaciadas, vuelvas a él de vez en cuando, para darnos mutuamente (y por motivos diferentes) algo de  paz y consuelo.

🐱

Escrito el sábado 10 de junio

2 comentarios sobre “Hacía tiempo que no te dormías en mi pecho

  1. Que grandes verdades tienen tus palabras. y si la vida pasa muy rapido y crecen aun mas rapido. yo tengo dos, y el grande ya tiene 7 años y parece que fue ayer cuando me lo pusieron en mi pecho al nacer, que recuerdos, tambien los hay buenos de ahora y mas que vendran pero apenas da tiempo a asimilarlos y disfrutarlos cuando aparecen otros y se van los antiguos. un saludo y a disfrutar cada milesima de segundo a su lado.

    Me gusta

  2. Gracias, guapa! Disculpa que no te haya contestado antes, llevo unas semanas de locura y se me pasó. Yo pienso lo mismo… lo que vendrá también será bueno, ¿pero no podría ir todo un poco más despacio? 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s