Experiencias · Jugaprendemos

Arcoíris Waldorf (usos y beneficios)

logoheart_thumb3¡Hola familias gatunas!

Si me seguís por Instagram, ya sabréis que hace unas semanas gané en un sorteo de Aúpali el Arcoíris Waldorf y me puse más feliz que una perdiz.

Captura de pantalla 2017-05-29 a las 15

Ya nos habían regalado un arcoíris mediano genial para el cumpleaños de Minina (bautizado en Villa Felina como “el arcoíris molón 😛 “), pero personalmente me había quedado con la espinita de tener el grande, ya fuera como este o en tonos pastel, como había visto en el espacio familiar de Jaisa Educativos. Sin embargo, dado su precio, lo que ocupa y que ya teníamos el otro… no acababa de decidirme, así que el sorteo me vino como anillo al dedo. Ganarlo fue una sorpresa muy inesperada y además más “sorpresiva” aún cuando llegó el día que Minina cumplía un año y medio.

IMG_20170529_150615277

Quería hablaros de este arcoíris porque muchos lo consideran “El Juguete” dentro de la pedagogía Waldorf debido a su versatilidad. Además, dependiendo del espacio del que dispongamos y de nuestra economía, los podemos encontrar de varios tamaños. Los grandes suelen tener 12 colores, y los medianos y/o pequeños nueve o seis. Pero además del que es puramente un arcoíris, algunos artesanos los venden en madera sin tratar o en otros colores. Ya os he hablado del que está hecho en tonos pastel pero, por ejemplo, Para CriArte también tiene uno en escala de grises que me parece precioso y mirando ahora por Internet también he visto este blanco y negro de Monetes; también me consta que hay artesanos como Ocamora que bajo pedido los hacen personalizados.

IMG_20170529_151934220

Sea el que sea, se trata de un juguete que ya de por sí llama mucho la atención (de hecho me gusta hasta como objeto decorativo) pero, si nos paramos a pensar, tiene muchas utilidades y, por tanto, beneficios para nuestros mininos:

  1. Es un objeto de gran estimulación sensorial, empezando por la observación e identificación de colores, siguiendo la observación de la gama cromática (en el caso del de los colores del arcoíris), y acabando por el tacto tan particular de la madera.
  2. Con él pueden realizar juegos de construcción: apilar, crear figuras o esculturas. De hecho, algunas marcas como Grimms también venden semicírculos de los mismos colores o sin tintar para ampliar más las posibilidades. A su vez, se pueden utilizar junto con otros materiales no estructurados como piezas de construcción, puzles con piezas con volumen, etc. para crear nuevas formas.
  3. IMG_20170529_151724229_HDRAl realizar dichas construcciones,  se estimula y desarrolla la motricidad fina y la coordinación ojo-mano.
  4. Sirve para poner en práctica  conceptos diferentes como el tamaño, el espacio, el equilibrio o la resistencia.
  5. También se trabajan el orden y la seriación en base al tamaño o los colores anteriomente comentados.
  6. Mencionados los puntos 4 y 5, hay que decir también que ayuda a desarrollar el pensamiento lógico a través de la observación, el ensayo y el error.
  7. Asimismo, al jugar con él se trabaja la concentración (a la hora de realizar construcciones, seriaciones o al ordenarlo, al comprobar, etc.).
  8. Por otra parte, pueden trabajarse conceptos matemáticos como la curva, el círculo o la simetría (si jugamos con un espejo o tenemos un arcoíris doble).
  9. IMG_20170529_191122121
    Arcoíris doble del espacio de Jaisa

    Llegado un momento, los mininos empiezan a usarlo de formas diferentes, de forma que sirve de estímulo al juego simbólico al transformarse algunas de sus piezas (o bien las construcciones que hagan) en una cuna, un banco, un puente, una cueva…

  10. Por eso, también estimula la imaginación de los mininos tanto a la hora de construir como al usarlo en juego simbólico.
  11. Al ser de madera, son juguetes de alta durabilidad que “no caducan”. En primer lugar porque su uso evolucionará junto con el minino; y en segundo lugar porque no “pasa de moda” de cara a que lo usen otros mininos venideros.
  12. Y si además es de madera de plantaciones sostenibles y tintes de origen vegetal (como en el caso de este), tenemos un nuevo beneficio: se trata de un juguete respetuoso con el medio ambiente.

    Captura de pantalla 2017-05-29 a las 15

Y poco más os puedo contar, salvo que en casa por ahora hemos jugado los tres. A Minina le encanta desmontarlo, tocar las piezas, ponérselas por encima y dejarlas luego por ahí tiradas XD . Nosotros hemos jugado alguna vez (incluso cuando Minina no estaba presente) para probar nuevas formas de colocar las piezas y ver qué se le ocurría a Papagato. Por suerte, para los poco imaginativos como una servidora, este de Grimms venía con una “chuletilla” de posibles construcciones y usos que os dejo a continuación (aunque ya aviso de que alguna es más complicada de lo que pueda parecer). Y si queréis ver algunas ideas más, Bei de Tigriteando publicó este post hace muuuucho tiempo. También os dejo esta entrada de “Aula tea de los soles” con tarjetas de esculturas descargables.

IMG_20170529_150546351

¿Y vosotros tenéis un arcoíris en casa? ¿Lo usáis mucho? En caso negativo, ¿os gustaría tener uno? ¿En qué color(es) os gustaría más? Contadme lo que queráis, que estaré encantada de leeros, como siempre 😉 .

Y como siempre, también, un abrazo mamagatuno 🐱

7 comentarios sobre “Arcoíris Waldorf (usos y beneficios)

  1. Me ha sorprendido y fascinado. No tenía ni idea… Como tantas veces, a través de leerte, me redescubro, qué poquito sé!
    Ahhh y tú serás lo que seas pero poco creativa???????? De eso nada rubia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s