Edurespeta · Mamagataflexiones · Reflexiones gatunas

25 cosas que deberían decirte antes de tener un bebé

logoheart_thumb3¡Hola Mamagatas!

Hoy un post con muchas verdades (y un poco de humor también, ¡espero!). Ahí van 25 cosas que me hubiera gustado que me dijeran antes de ser madre… porque de alguna sí que fui informada, pero de otras ni idea hasta que las experimenté en mis carnes. ¡Ojalá lo disfrutéis, seáis mamagatas ya o estéis a punto de serlo!

warning_6Aspectos más “dramáticos”

1. Tu vida va a dar un giro de 180º, pero la idea que tienes tú de la magnitud de ese cambio no tiene nada que ver con la realidad.

2. Con el tiempo, te vas a echar de menos. Porque ya no vas a ser lo más importante en tu vida, nunca más. Añorarás muchas cosas, añorarás tus momentos. Eso no te hace mala madre, sólo te hace humana.

3. Vas a tener momentos de desesperación máxima, de ganas de llorar, de sentirte perdida. No pasa nada, a todas nos ha pasado. La combinación de muchos cambios en muy poco tiempo, el cansancio y las hormonas revolucionadas da como resultado un cóctel explosivo.

4. Vas a sufrir. Hasta por cosas por las que sabes que no deberías. Y te vas a sentir culpable por cosas por las que no deberías hacerlo. No pasa nada. Aprende a relativizar, entiende tus errores como una nueva oportunidad de aprendizaje. Todos somos humanos, nadie nace sabido, no existe la madre perfecta. Lo que importa es que intentes mejorar día a día.

5. Escucha a tus instintos, la naturaleza es sabia y nadie va a conocer mejor a tu minino y sus necesidades que tú misma. Si no te apetece escuchar consejos, dilo, a la larga te hará la vida más fácil. Cállalos si hace falta, haz lo que te haga sentir bien.

6. Pero si sientes que necesitas ayuda, consejo o un hombro sobre el que desahogarte, pídelo. Y sobre todo busca momentos y espacios para ti misma. Las super mamás no existen, todas necesitamos apoyo de nuestras parejas, de la familia, de amigos y no pasa nada por admitirlo.

warning_3Sobre la lactancia

7. Aunque hayas leído sobre el tema, la primera vez que des el pecho te darás cuenta de que no tienes ni idea. Y en el hospital quizás alguien pueda ayudarte, pero también puede ser que no (por desgracia y aunque pueda parecer sorprendente). Para eso existen los grupos de lactancia y, por suerte, cada vez hay más.

8. Aunque des el pecho sin problemas desde el principio, puede dolerte o, al menos, molestarte. Es un zona muy sensible con muy poco uso y roce hasta el momento. Eso va a cambiar, así que es normal que se resienta. Paciencia. Hay cremas que ayudan, pezoneras que lo hacen menos doloroso, cobertores para que el pecho respire aunque vayas vestida…

9. Si no quieres dar el pecho o llegado un momento, decides dejarlo, hazlo. No escuches a nadie. Lo importante para que tu pequeño esté bien es que tú estés bien. Que nadie te haga sentir mal. Cállalos si hace falta, haz lo que te haga sentir bien.

10. Del mismo modo, si te sigue apeteciendo dar el pecho pasado el tiempo que los demás consideren “normal”, hazlo. Llegará un momento en que tu retoño se destetará, y tienes el derecho de aprovechar todo el tiempo que queda, si es lo que deseas. Cállalos si hace falta, haz lo que te haga sentir bien (creo que esto ya lo había dicho antes, jeje).

warning_4Aspectos un poco escatológicos

11. Aunque te hayas informado, las primeras veces que pongas un pañal te sentirás insegura perdida. Si eras de las que jugaba con muñecas, agradecerás la experiencia que eso te dio ;).

12. Con respecto a los olores de pañal… hay varios cambios drásticos: meconio, cacas de leche, introducción de alimentos sólidos, introducción de DETERMINADOS alimentos sólidos (pescado, kiwi…). Aunque nadie te prevenga, el cambio siempre será a peor, así que ¡ánimo y a tomárselo con filosofía!

13. Por suerte, las cacas de tu bebé no huelen tan mal como las de los demás, ¡aunque apesten! La naturaleza es sabia y hace que la resistencia olfativa aumente… O quizás es que una se acacaba acostumbrando a todo, jeje.

warning_7Pragmatismo al poder

14. A partir de ahora, la palabra “Pragmatismo” debería ser tu nuevo lema: ropa cómoda, fácil de lavar, intentar ir sin bolso, intentar llevar lo mínimo para el minino (aunque muchas veces sea imposible salir sin maletorro)…

15. Aplícalo también a las compras anteriores al bebé: aunque te pienses muy bien si necesitas tantas cosas (o tan caras), aunque controles, es muy probable que luego te des cuenta de que te has excedido.

16. También es probable que tu retoño no pise su habitación hasta meses después de haber nacido. Si te estás planteando hacer colecho o que las primeras semanas duerma en vuestro cuarto, no es algo tan urgente como se suele pensar antes de “la gran llegada”. Nosotros, por ejemplo, tenemos un cuarto monísimo para Minina, que si tuviera que comprar ahora organizaría de un modo bastante diferente.

17. Si quieres hacer colecho, hazlo. Si no quieres, no lo hagas. Si no lo tienes claro aún, no te cierres, espera, prueba, pero no te sientas mal hagas lo que hagas. Siempre habrá alguien dispuesto a juzgarte, así que hakuna matata.

18. Si quieres darle papillas, prueba a dárselas; si prefieres el baby-led-weaning, pruébalo. Haz lo que consideres que debes hacer o aquello con lo que te sientas más segura, pero intenta respetar los tempos del pequeño. Puede que quieras darle papillas y simplemente aún no esté preparado. O que te pase lo mismo con alimentos fácilmente masticables. No desesperes, no hay ningún niño que no acabe comiendo.

19. Irás al mercado a comprar, aunque no lo hubieras pisado antes en tu vida. Y ya que compras cosas mejores para tu bebé, empezarás a comprarlas para ti también. Si quieres los mejores productos de los puestos, ve a comprar con tu retoño y di que lo que compras es para él.

warning_5Ahora, tomémonoslo con humor 🙂

20. Relacionado con el 13… es impresionante la fuerza y resonancia que pueden tener los gases de un bebé, en serio. ¿Cómo pueden salir esos estruendos de un cuerpo tan pequeño? Y no hablemos del olor. Prepárate para lo que en Villa Felina llamamos “pedos radioactivos”, es decir, esas flatulencias capaces de tumbar a un elefante de media tonelada de peso que tranquilamente pueden ir acompañadas de la más dulce e inocente de las sonrisas.

21. A propósito de los puntos 16 y 17… Los que hablan de “dormir como un bebé” nunca han dormido con uno, tenlo por seguro. O son de esos pocos tocados por la gracia divina a los que les ha tocado un gran dormilón. Pero entonces, cuando duerma peor por lo que sea, sufrirán más… o ese es el consuelo que yo me doy a mí misma a veces 😀 .

22. Y a propósito del 18 y el 19… A pesar de tus compras de mercado y tus comidas súper sanas, tu pequeño acabará comiendo y adorando las patatas fritas, las hamburguesas y todo lo que esperabas que tardara muuuuucho más en comer. ¡Ley de vida!

23.Vas a ir más al médico que en la última década de tu vida. Y no pasa nada porque lo hagas. Usar el sentido común sería mi primer consejo, pero irás “por si acaso” más de una vez hasta reencontrarte con él… en Villa Felina lo seguimos haciendo de vez en cuando y nos pasa nada 😛 .

24. ¿Privacidad? ¿Qué es eso? Todas acabamos (en mayor o menor medida) duchándonos o yendo al baño (aguas mayores incluídas) acompañadas. A veces te ignoran mientras juegan tranquilamente, otras te observan como diciendo “¿Qué haces ahí sentada? ¿Por qué te has metido en ese armario raro de donde cae agua? ¿Y POR QUÉ NO PUEDO ESTAR DENTRO CONTIGO? ABREMEEEEEEE 🙄 .

25. ¿Vergüenza? ¿Dónde se ha metido? Harás cosas que pensabas que nunca harías. Como ir cantando como loca por la calle (bueno, yo a veces lo hacía antes)… o pegando botes y grititos con tu bebé encima. La primera vez que vi a Papagato corriendo por la calle con Minina sobre sus hombros no me lo creía, ¡él siempre había sido súper tímido y discreto!


Pero sea como sea, a pesar de todos los pesares, de todas las pegas, de todos los “peros”, va a ser la experiencia más importante de toda tu vida. Intenta relativizar lo no-tan-bueno para disfrutarla al máximo, que  algunos días pueden parecer eternos, pero el tiempo en realidad pasa muy rápido.

Que tengáis un buen día, mamagatas  🐱

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s