Creamos · Experiencias · Jugaprendemos · Para los mininos

Ideas para Fotos manipulables DIY

logoheart_thumb3¡Hola familias gatunas!

Supongo que a vuestros mininos también les pasará, pero aquí Minina es una loca de las fotos. Desde bien pequeña le encanta mirarse y ver vídeos en los que aparece, ya sea en el móvil o el ordenador. Y ahora que tenemos un calendario grande en la cocina desde año nuevo, cada vez que lo ve o se acuerda de él le pide a Papagato que la coja en brazos y vaya pasando hojas para ver las fotos de los diferentes meses.

Y es que en Villa Felina le hemos enseñado fotos e imágenes desde bien pequeña porque nos parecía algo importante. Por una parte, verse en fotos a ella misma tiene efectos parecidos a observarse en un espejo desde bebé, es decir, ayuda al reconocimiento propio y a la autodefinición. Por otra parte, mostrarle fotos de familiares y amigos ha sido una forma de ayudarle a reconocerlos más fácilmente a lo largo del tiempo. Asimismo, hablar con ella sobre las fotos, es una forma de ampliar su vocabulario (aunque aún sea muy pequeña, hay veces que nos escucha, otras directamente pasa de nosotros, jiji). Y para terminar, pero no por ello menos importante, el hablar de recuerdos a través de imágenes es (y será aún más en el futuro) una forma de ayudarle a desarrollar su memoria.

Hay veces que me sorprende cómo puede ser que Minina se ponga contenta al ver un juguete suyo que guardamos hace meses, por ejemplo. Y es que pensamos que los Mininos muy pequeños no recuerdan, pero sí lo hacen. Mostrarle imágenes de momentos vividos, puede ser una forma de ayudarle a recordarlos a lo largo del tiempo. Sé que puede sonar un poco utópico, pero yo me acuerdo un par de cosas que, según mi madre, no puedo recordar porque era muy pequeña… Aunque más que recordar el hecho en sí, recuerdo acordarme de aquello tiempo después. Por ejemplo, al empezar P4 en el colegio pensé “Anda, este no es el cole al que íbamos a buscar a mi hermano, ese estaba más cerca de…” y haber recordado en ese momento cómo íbamos mi madre y yo a buscarlo (yo en la silla de paseo, porque debía de rondar los dos años, como mucho). Así que “recuerdo acordarme de que mi hermano había ido al parvulario en otro sitio diferente al que fui yo”, aunque mi madre siga pensando que eso es imposible, jeje.

IMG_20170301_201318531
No es que nuestros amigos tengan las caras borrosas, esta que la imagen está pixelada, jejeje 😉

Por eso, supongo, me parece que enseñarle fotos es un modo de “ayudarle a recordar” (o a seguir recordando) cosas que con el tiempo podría olvidar y, por lo tanto, una forma de ayudarle a desarrollar su memoria a largo plazo. Obviamente olvidará mucho, y tampoco estamos todo el día hablando de recuerdos, pero sí que nos hemos propuesto que las fotografías sean algo bastante presente en su vida. Y es por eso que hoy os traigo dos propuestas muy sencillas que hemos llevado a cabo con Minina hasta el momento:

La primera os la enseñé en Instagram, se trata de una caja envuelta con papel de color, fotos y luego plastificada. Nos la pidieron en la guardería para que cada niño tuviera la suya. Allí juegan con ellas, las manipulan, las miran, las pueden amontonar, tirar, etc. También nos dijeron que, cuando los mininos empiezan a hablar, fomentan que hablen sobre ellas y las personas de las fotos. Es una manualidad muy sencilla pero que, por lo que he visto en la guardería, trae locos a los niños. De hecho, no me extrañarí aque en breve nos devolvieran nuestra caja para que le hagamos algunas reparaciones porque el otro día la vi en la distancia y me dio la sensación de que alguien le había dado un buen tirón o bocado al forro y estaba empezando a desengancharse por un lado 🙂 .

IMG_20170224_072748_155

La segunda es más sencilla todavía, plastificar fotografías de familiares, amigos y nosotros mismos. Decidí plastificarlas por dos motivos: en primer lugar, porque cada vez que Minina las cogía y las doblaba, mordía, etc. yo sufría por las fotos. De este modo, puede jugar con ellas sin estropearlas. En segundo lugar, porque al haberlas enganchado en folios de colores, esto hace que sean más grandes y, por tanto, más fáciles de coger y manipular para ella. Por ahora sólo tenemos 20 fotos (10 hojas por la mitad con fotos en las dos caras), pero la idea es ir ampliando con el tiempo.

¿Qué hacemos con ellas? A Minina le hablamos de la gente que aparece en las fotos. Por ahora, apenas decimos los nombres y poco más. A veces, le hablamos de la ropa que llevan o lo que se ve. En algunas específicas (las nuestras, la que aparece con su prima…) le hablamos del momento en que se tomó la foto (“¿Te acuerdas de que estábamos en Asturias y el Papa te subió a una vaca? Y la vaca hacía muuuuuu“. “Mira, en esta estás con tu prima D., la hicimos el día de su cumpleaños. Cumplía un año y…“). Y la verdad, desde que las plastifiqué y se las enseñamos, siempre están por encima del sofá o del puf porque a Minina le encanta traérnoslas para que le hablemos de ella. A veces hace el intento de explicarlas ella, pero con 16 meses que tiene, señale a quien señale siempre dice “Mama” o “Yaya“, jajaja.

Con Mininos más mayores, se les podría pedir a ellos que describieran la foto, o bien que nos contaran lo que recuerdan. También se podría jugar a que echaran un vistazo rápido a una foto y luego hacerle preguntas sobre ella (o que nos digan ellos lo que han visto). Del mismo modo, se le podría pedir que hiciera asociaciones/agrupaciones (¿Cuáles son de las vacaciones? ¿En cuáles salen tus abuelos? ¿Cuáles son de amigos?) o, si todas tuvieran el fondo del mismo color, se podría hacer un juego de memoria teniendo todas las fotos repetidas y poniéndolas extendidas boca abajo.

IMG_20170301_161641040
Perdón por la calidad de la foto, he hecho lo que buenamente he podido :s

Por una cuestión de espacio (y también de tiempo), por ahora solo tenemos esto en casa, pero a la larga me gustaría tener más juegos o actividades hechas con fotos. Por ahora, os propongo estas otras opciones:

  • Colgarlas con algún cordel o a modo de móvil en algún sitio donde el minino o la minina las pueda manipular (descolgarlas, tocarlas, volverlas a colgar, moverlas… vamos, lo que se le ocurra).
  • Cuando sea algo más mayor, hacer puzles con fotos especiales. Se pueden encargar en tiendas de impresión de fotos, pero también se pueden hacer fácilmente y de forma más personalizada para que se adecúen a la edad y la destreza del bebé: imprimes la foto, se pega a una cartulina o cartón fino para que sea más grueso, marcas la forma de las piezas del puzle (mejor por la parte trasera para no estropear la imagen) y forras o plastificas para que dure más, cortas y voilà, ya tenemos puzle. Me imaginaba que por Youtube habría algún videotutorial hecho, por si sois más visuales, y efectivamente, aquí os dejo uno de poco más de un minuto.
  • Hacer un puzle de cubos con bloques de madera o plástico como base. La idea sería similar: encontrar los bloques/cubos de madera (4, 6, 9… dependiento de cómo queramos que sea el puzle), tomar las medidas totales del puzle e imprimir 6 fotos (una por cada lado del cubo) del mismo tamaño. Marcar y recortar las fotos en cuadrados del tamaño de los cubos. Pegar en cada lado de cada cubo un cuadrado de cada imagen (o sea, todos los cubos tienen que tener una parte de cada una de las seis fotos). Forrar los cubos para protegerlos y listo. En este caso, el videotutorial es un poco más largo porque también muestra cómo hacer una caja a medida para guardarlo. Además, en vez de forrrar los cubos, proponen cubrirlos con cola blanca para proteger las imágenes.
  • Si por el motivo que fuera, no encontráramos cubos para usar como base, los podríamos hacer nosotros mismos en cartulina o cartón con alguna plantilla de Internet. Esto nos permitiría, por ejemplo, pegar las partes de las fotos antes de forrar o plastificar las piezas. En contrapartida, dependiendo del material que usemos, los cubos serán más frágiles, así que todo dependería de la edad y lo cuidadosos que sean vuestros mininos. Aquí tenéis un tutorial muy sencillo con plantilla imprimible incluída sobre cómo hacer un cubo de cartulina.
  • Siguiendo la misma idea, acabo de encontrar este tutorial de un cubo de fotos (des)plegable/manipulable que también me ha parecido muy interesante tanto para Mininos como de regalo para algún día especial (día del padre, de la madre…). El vídeo es un poco largo y hablan en inglés, pero solo por las imágenes se entiende muy bien.
  • Para terminar, como propuesta a Mininos más mayorcitos, haciendo búsqueda por Internet también me he encontrado con esta idea tan original de  un cubo de Rubik personalizado. La idea es la misma que la del puzle de cubos: quitas las pegatinas del cubo Rubik, cortas las fotos del tamaño de cada una de las piezas, pegas las fotos con cola blanca en cada uno de los lados del cubo y al final cubres con cola blanca para proteger las fotos.

Y por ahora eso es todo. Quizás lo que nosotros hemos hecho hasta ahora os parezca obvio o una tontería, pero son opciones alternativas a tener las fotos sueltas y temer que las rompan, así como a los álbumes de toda la vida (a los que, por cierto, Minina por ahora no les hace mucho caso, aunque es algo que también hemos intentado). Además, con el tiempo (y cuando tengamos tiempo, 🙂 ) seguro que acabamos por casa con alguna de las otras propuestas que os acabo de mostrar.

¿Y vosotras? ¿Tenéis alguna otra idea original para trabajar con fotos? Ya sabéis que me encantará leeros. 🐱

2 comentarios sobre “Ideas para Fotos manipulables DIY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s