Experiencias · Jugaprendemos · Mamagataflexiones · Reflexiones gatunas

25 actividades de vida práctica para bebés de 0 a 24 meses

logoheart_thumb3¡Buenas familias gatunas!

Hoy os quiero hablar un poco de algo que se oye mucho últimamente: la importancia de las actividades de vida práctica para los mininos. ¿Por qué? ¿Qué son exactamente?

Las actividades de vida práctica son, ni más ni menos, actividades relacionadas con el día a día, diseñadas para que los niños adquieran experiencia mediante la práctica. Es decir permitirles practicar actividades que los adultos realizamos en nuestra vida diaria, muchas veces sin darnos cuenta, pero que para ellos al principio siempre resultan complicadas. De esta forma, además, desarrollan poco a poco la autonomía. Por otra parte, tienen el beneficio añadido de que los humanos aprendemos por motivación, imitación, y repetición; y lo que más motiva a los Mininos es hacer lo mismo que los mayores. Por eso quieren nuestras llaves, pero muchos no hacen ni caso a las que son de juguetes; por eso en cuanto pueden imitan acciones que nos ven hacer (cogiendo el teléfono y simulando que hablan, cogiendo el mando de la tele y apretando botones…).

Con estas actividades, a parte de ayudarles a adquirir experiencia, les ayudamos a mejorar su motricidad (aprenden a coordinar el cuerpo, controlar y perfeccionar sus movimiento mediante la repetición), a focalizar su atención (para aprender cómo se abre un tarro hay que investigar, probar y, cuando lo descubrimos, practicar), les enseñamos a adquirir responsabilidades y fomentamos su sentido del orden desde muy pequeños. Gracias a todo esto, fomentamos también su autoestima, puesto que conforme pasa el tiempo se ven capaces de hacer cada vez más cosas por sí solos y, a su vez, promovemos que tengan más ganas de experimentar con el entorno que les rodea.

Las actividades de vida práctica se suelen dividir en áreas diferentes:

  • Control del propio cuerpo (desarrollar la motricidad mediante ejercicios como abrir y cerrar puertas u objetos, trasladar objetos, trasvasar elementos de un continente a otro…).
  • Cuidado e  higiene personal (lavarse las manos o los dientes, vestirse, sonarse…).
  • Cuidado del entorno (limpiar, barrer, cocinar, ordenar…).
  • Desarrollo social (saludar, despedirse, pedir las cosas con respeto, dar las gracias…).

Y aunque es cierto que se recomienda que los mininos comiencen con este tipo de actividades hacia los dos años porque ya tienen un mayor control del cuerpo, también lo es que podemos introducirles algunas antes, siempre y cuando no esperemos que todo salga bien a la primera, si no que nos lo tomemos como una forma de iniciarlos en la vida práctica y la colaboración en casa.

En Villa Felina, por ejemplo, Minina hace poca cosa. Con un año y un par de meses a sus espaldas, “limpia” la bandeja de la trona después de comer (es decir, pasa una bayeta de aquella manera y tira al suelo lo que se le ocurre), saca el pañal limpio del cajón donde está y tira el sucio a la basura (aunque en muchos casos lo tire en la bolsa que no corresponde), nos ayuda a vestirla colaborando con los brazos y “se peina” y “se pone colonia” a su estilo propio. Además de eso, intentamos que nos ayude a guardar los juguetes y las cosas que saca de cajones (trapos, tuppers…) y cuando nos ve barrer o fregar por casa, le encanta coger su mini-escoba o su mini-fregona e imitarnos como buenamente puede o, si le dejamos el recogedor, lo va paseando detrás de nosotros para “ayudarnos” 🙂 . Como os podréis imaginar, en realidad luego hay que rehacer lo que ha hecho ella o estar pendiente para “retocar” el resultado final. Pero ella se siente feliz y realizada de ayudarnos; al fin y al cabo, está haciendo “cosas de mayores”, que es lo que ahora mismo más le interesa (otro gallo nos cantará cuando crezca un poco jaja).

De todos modos, nuestra intención es introducirle algunas más y trabajar en aquellas por las que muestre interés. Por si a alguien le puede servir, os dejo aquí 25 actividades que, o bien ya realizamos, o bien pensamos ir haciendo con ella poco a poco. Las he dividido en franjas de edad, pero dichas franjas son a modo orientativo. Cada minino es un mundo y todo depende de vuestro pequeño, su autonomía y las ganas que tenga 🙂

Antes del año

No sé si en esta franja se pueden atribuir actividades de vida práctica como tales. Pero se me ocurren estas cinco ideas (nada originales, por otra parte 🙂 ).

  1. Leer libros (desde el nacimiento, con adultos) es una forma de hacer crecer en ellos el placer de la lectura, trabajar la estimulación visual y auditiva y, con el tiempo, ayudarles a aumentar su conocimiento de la lengua (al escuchar palabras y estructuras gramaticales diferentes).
  2. Promover que gateen y caminen lo máximo posible (sin forzarles a ello): practicar subiendo y bajando escaleras (siempre vigilado), pequeñas rampas, etc. para experimentar dificultades y perfeccionar la motricidad y el equilibrio.
  3. Del mismo modo, a la que empiezan a moverse les gusta explorar la casa y su entorno. Cotillear cajones, tocar objetos cotidianos, estudiarlos… Una cesta del tesoro con distintos objetos hechos de materiales diferentes para que los observen y manipulen es algo que les encanta a la que se pueden sentar solos y toquitear cosas; aunque dejarles abrir cajones y explorar a sus anchas tiene un efecto muy parecido 😉 .
  4. Comer (con las manos al principio) y beber solos  (con vasos de aprendizaje, botellas para bebés, vasitos, pajitas).
  5. Realizar actividades de higiene personal como “peinarse” (con un cepillo de bebé), “ponerse colonia” (ponérsela en la mano y que se la froten en la ropa o el pelo), coger el pañal limpio o tirar el sucio a la basura (cuando empiezan a caminar, o bien antes, llevándolos en brazos).

A partir de los 12-15 meses

  1. Recoger los juguetes.
  2. Limpiar con un trapito o esponja húmeda. En casa, le dejamos una bayetita para que limpie desde los 7 meses, más o menos, porque de vernos limpiar a nosotros su trona, nos quería imitar. Asimismo, la semana pasada intenté que me ayudara a limpiar el espejo que tenemos en el pasillo, pero lo cierto es que no me hizo caso. Ayudar a limpiar los cristales también puede ser una buena actividad (otra cosa es el resultado final, jeje).
  3. Poner (y sacar) la lavadora. Nosotros tenemos la lavadora en la terraza por cuestiones de espacio, con lo que Minina la ha visto pocas veces. Sin embargo, un día que la llevé conmigo y me vio sacar la ropa, se puso como loca y empezó a imitarme. Es verdad que cuando vio que quedaba poca empezó a volver a meterla dentro, pero me temo que eso son gajes del oficio.
  4. Lavarse las manos y los dientes… si los tienen. Aunque Minina sólo tiene uno, hace meses que ya tiene cepillo, porque desde la primera vez que nos vio cepillándonos se volvía loca por meterse nuestros cepillos en la boca. Ahora cuando nos cepillamos, le damos el suyo y ella nos imita.
  5. Regar plantas.

A partir de los 15-18

  • Limpiar (ayudar a sacar el polvo en zonas controladas, limpiar sus juguetes, limpiar zapatos…).
  • Limpiar fruta, a veces cortarla con instrumentos especiales para niños.
  • Servirse agua, zumo, leche… Si no lo vemos claro, iniciarles en el trasvase de objetos de un contenedor a otro. Primero, empezar con sólidos (garbanzos, arroz…) para luego, pasar a los líquidos.
  • Ayudar abriendo y cerrando botes. Es algo que han podido ir practicando antes por pura curiosidad, pero hacerles sentir que nos están ayudando puede resultar muy motivador para ellos.
  • Llevar una bandeja con objetos no pesados (e irrompibles, por si acaso). Por ejemplo, su plato y cubiertos para llevarlos a la mesa.

A partir de los 18-21 meses

  1. Tender (y destender) la ropa. Ayudar a ponerla y sacarla de la lavadora.
  2. Ayudar a poner y sacar la mesa (coger cubiertos de la comida, colocarlos en la mesa…).
  3. Ayudar con el cuidado de una mascota (ponerle la comida, cepillarla, limpiar sus utensilios de comida).
  4. Empezar a vestirse “solo” y usar cremalleras, velcro, etc. (aunque el aprendizaje sea previo, desde los pocos meses, pidiendo su colaboración con los brazos para las mangas, la cabecita, las piernas arriba, etc.).
  5. Fregar el suelo y pasar la escoba (de aquella manera, jeje).

21-24 meses en adelante

  1. Pasar la aspiradora.
  2. Ayudar con el lavavajillas (colocar las cosas dentro, sacarlas, ayudar a guardarlas…).
  3. Ayudar en la elaboración de platos sencillos en la cocina (colocar ensalada, pizza, ayudar amasando, decorando pasteles, etc.).
  4. Abrir y cerrar candados con llaves.
  5. Ayudar a preparar su mochila, bolsa del carro, bolsa de viaje, etc. es una forma de que aprendan a responsabilizarse de sus cosas.

En realidad, como siempre digo, todo dependerá del desarrollo del niño. Si les damos la opción de ser autónomos, sus posibilidades aumentarán y en cada una de las etapas podrán hacer más cosas, con lo que estas sólo son algunas ideas básicas que espero que os hayan servido de referencia.

¿Y vosotras, tenéis alguna sugerencia más? Como siempre, podéis escribirlas en los comentarios. 🐱

10 comentarios sobre “25 actividades de vida práctica para bebés de 0 a 24 meses

    1. Grà cies Eva! Després vaig pensar que en podria haver posat altres… però la idea era que no fos gaire cosa, però que alhora hi hagués “xixa” jeje. Una mica complicat, però s’ha fet el que s’ha pogut xD

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s