Edurespeta · Mamagataflexiones · Reflexiones gatunas

Qué es (y qué no es) la crianza de apego

logoheart_thumb3¡Buenas Mamagatas!

Hace unas semanas leí un post de Patas Arriba que tenía el título de “Los padres de hoy crean los niños mimados de mañana“. Convencida de que ese título era una gran verdad, me puse con él a ver qué explicaban. No sé qué esperaba cuando lo empecé, pero os puedo asegurar que no era lo que allí me encontré: un ataque simplista y directo a la crianza de apego. Y digo simplista en el sentido meramente descriptivo y sin ánimo de que resulte peiorativo, porque eso me pareció: una interpretación de la crianza de apego como (y cito textualmente) “atender en todo momento a los deseos de tu hijo“.

Iba a decir que al leerlo me enfadé pero, en realidad, no fue eso. Simplemente me sentí mal. Me sentí mal porque respeto que cada persona tenga su propia opinión sobre cuál es la mejor forma de criar a sus mininos. Respeto también que haya personas que tengan otras opciones, o que no estén de acuerdo con la crianza de apego. Pero me supo mal que alguna (futura) Mamagata pudiera leer ese artículo y pensar que la crianza de apego se trata de darle a tu bebé lo que quiere en todo momento, convertirlo en un pequeño narcisista egocéntrico que se acabará creyendo la prioridad del universo.

Por eso, decidí escribir un post sobre qué es lo que entiendo yo como crianza de apego y qué tengo claro que no es, bajo ningún concepto, este tipo de crianza. Así que… allá vamos.

La crianza de apego es…

maxpixel3

  1. Tener mucho contacto físico con el bebé. Al principio, sobre todo, por parte de la madre para fortalecer el vínculo madre e hijo. Como ya he comentado anteriormente, somos seres sociales. Los recién nacidos y los bebés muy pequeños sólo tienen dos formas de comunicarse con el entorno: el contacto físico y el llanto. Por eso, en la crianza de apego se defienden la lactancia materna, el colecho y el porteo. Del mismo modo, con mininos ya no tan pequeños, el contacto tiene un rol esencial. Es la forma de dar amor, de dar calor, de dar cobijo, consuelo…
  2. Entender el llanto como una forma de comunicación.  Un bebé no llora para fastidiar. Llora porque algo no va bien (tiene hambre, frío, calor, está asustado, se siente solo…) y es la única forma que tiene de expresarlo. Por eso, es importante atender el llanto e intentar descubrir qué le ocurre para ayudarle. Asimismo, un niño que llora es un niño que sufre por algo (dolor, frustración, etc.). Atender a ese llanto no implica malcriarlo o darle todo lo que quiera para que se calle, sino cubrir sus necesidades cuando realmente son necesidades y enseñarle a gestionar sentimientos negativos como el sufrimiento, la rabia, la frustración…
  3. Respetar los tempos del bebé. No forzarle a hacer cosas para las que no está preparado, como la ingesta de alimentos, gatear o caminar cuando son muy pequeños y otros aspectos cuando son más mayores.
  4. Ofrecer una educación horizontal, desde el respeto. Si queremos que nuestros hijos sean respetuosos, primero debemos respetarles a ellos. Intentar evitar los “porque yo lo digo” y cambiarlos por explicaciones. Cambiar los castigos por consecuencias lógicas. Evitar las clasificaciones (bueno, malo, vago…) para no encasillarlos.
  5. Participación igualitaria de los dos padres. Aunque al principio, sobre todo si se da el pecho, es inevitable que el peso de la madre sea mayor, es importante que los dos progenitores estén involucrados al 100%. Si queremos educar en la igualdad, debemos ser igualitarios.

 

La crianza de apego no es…

maxpixel4

  1. Darle a tu hijo todo lo que quiere, sino cubrir sus necesidades físicas y afectivas, que es algo muy distinto. Creo que aquí radica el mayor malentendido, pero con unos ejemplos quedará bastante claro: si mi hija tiene hambre, le daré de comer; si necesita un abrazo, se lo daré; si tiene una rabieta, intentaré sacarla de ese estado, consolarla si hace falta… pero si quiere ir al parque a las 3 de la mañana o que le compre algo cuando yo considero que no es el momento… no lo haré.
  2. Malcriar a tu hijo a base de abrazos. Un niño no se malcría con abrazos y contacto, sino que los necesita para sentirse pleno y seguro, para desarrollar su autoestima de forma correcta. Consolar a tu minino o acompañarlo en una rabieta no es malcriarlo, es empatizar con él e intentar que salga de ese estado para que aprenda a gestionar sus emociones (sin “sobornos”, por supuesto) y, de ese modo también, enseñarle a empatizar con los demás.
  3. Dejarle hacer lo que quiera en todo momento. Una cosa es respetar lo que el niño quiere (por ejemplo, al elegir su ropa, no obligarles a comer o  a que den besos a otras personas si no les apetece) y otra cosa es que tengan vía libre para hacer cualquier cosa.
  4. No tener normas ni disciplina, sino actuar desde la disciplina positiva; es decir, cambiar las broncas del calentón por el diálogo cuando estemos tranquilos, los castigos por consecuencias lógicas de aquello que hemos hecho, trabajar la autocrítica y la autoconciencia.
  5. Crear pequeños ególatras narcisistas. Porque si educamos en el respeto, en la igualdad, en la empatía, etc. es imposible que un niño acabe siendo irrespetuoso, que sólo piense en sí mismo o se crea superior.

Supongo que podría seguir dándole vueltas al tema, pero prefiero no extenderme demasiado. Esos son los puntos en los que se basa mi concepto de la crianza de apego, y mi respuesta a las críticas más importantes que se le pueden hacer si se entiende de forma incorrecta. Espero haberme explicado bien 🙂 .

Como siempre, si queréis dejar cualquier duda o comentario estaré encantada de leerlos. ¡Un abrazo mamagatuno!  🐱 .

 

 

2 comentarios sobre “Qué es (y qué no es) la crianza de apego

  1. Creo que explicarlo mejor es casi imposible. Miles de ejemplos faltarían para aquel que no quiere entender pero así todo ese, tampoco lo entendería. Para tod@s los demás está diáfano. Ánimo y a seguir sembrando bandad y seres equilibrados que tanta falta nos hacen en nuestra sociedad y en nuestras aulas. Hasta siempre y hasta pronto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s