Mamagataflexiones · Reflexiones gatunas

Mis propósitos para el 2017

¡Feliz 2017 Familias gatunas, aunque os lo desee un poco tarde en este primer día del año!

Espero que despidiérais el 2016 como esperábais hacerlo, que lo pasárais bien, rodeados de vuestros seres queridos y que hayáis entrado en el 2017 con muchas ganas e ilusión.

Aquí, en Villa Felina, tuvimos cena familiar bastante tranquila y a una Minina un poco revolucionada de ver a gente por casa a esas horas tan extrañas, jeje. Pero, como siempre digo, no nos podemos quejar, que esta pequeña es un sol y se portó fenomenal.

Pero vayamos al grano, como se suele hacer en estos primeros días del año, aquí van mis propósitos para este año (y los venideros, seguramente). A ver si así, al tenerlos por escrito y publicados, me los tomo muy, muy en serio y los cumplo todos ¡que este año son muy importantes!

1. Ser más constante en todo lo que me proponga. Soy una persona que funciona mucho por impulsos y motivaciones. Empecé este blog un poco a lo “ramalazo loco” porque llevaba tiempo pensando en ello, pero sabía que o me ponía o no lo hacía. De la misma forma, más de una vez he pensado en dejar de escribirlo… y lo mismo me pasa con otros proyectos o propósitos que se me ocurren. Así que quiero ser más constante y no rendirme, intentar todo aquello que me proponga. Y estrechamente enlazados con este propósito, van los dos siguientes:

2. Leer, por lo menos, un libro al mes. Que siempre había sido lectora compulsiva hasta que empecé con el ganchillo y me di cuenta de que si hago una cosa no hago la otra… y desde que Natalia empezó a moverse de forma autónoma tengo la lectura muy abandonada. ¡Y eso no me gusta un pelo! Así que un libro al mes de media (vamos, si es de 1000 páginas no pasa nada si tardo un poco más, jeje) me parece abarcable.

3. Hacer un poco de ejercicio, sea el que sea. Me tengo muy abandonada y mi espalda se resiente. Además, mi propósito inicial de ir dos o tres veces a la semana a nadar lo veo poco factible ahora mismo, así que no especificaré, pero me tengo que cuidar un poco más y el ejercicio ayuda tanto física como mentalmente. Así que, ¡algo de ejercicio “pa’l body“, por favor!

4. Ser más positiva. Lo intento, pero a veces me cuesta. Quiero tener mejor humor en general y disfrutar más de las cosas sin darle tantas vueltas a todo. Intentar levantarme cada mañana con una sonrisa y de buen humor, que cuando uno se despierta así, parece que el día va luego más rodado. Así que, de nuevo, este propósito tiene mucho que ver con el siguiente:

5. No ser tan obsesiva con lo que me preocupa o me molesta. Dejar que “todo fluya” y no tomarme las cosas tan a pecho. Este va a ser uno de los más complicados, debido a mi carácter fuerte y a mi tendencia a darle 20.000 vueltas a todo, he de reconocerlo. Pero si lo consigo de vez en cuando, ya habré ganado mucho en tranquilidad.

Y mis cinco últimos, pero no menos importantes, son propósitos mamagatunos:

6. Conciliar mi trabajo y mi vida personal de la mejor manera posible. Me incorporé a media jornada poco antes de que llegaran las vacaciones de Navidad y, aunque creo que lo he llevado bastante bien, es verdad que mi carácter cambió un poco sin darme cuenta, y ahora veo que durante el mes de diciembre he estado más apagada y con menos paciencia que de costumbre. Supongo que la procesión iba por dentro sin que yo fuera consciente. Así que este año espero adaptarme a esta situación al 100% y llevarlo requetebién. ¡Ánimos arriba!

7. Jugar más con Minina. Pasamos mucho tiempo juntas, es cierto. Pero también lo es que a veces no llego a todo y hay días en los que me acuesto y me doy cuenta de que aunque haya estado mucho con ella, hemos paseado, hemos ido a comprar, ha estado conmigo mientras iba haciendo cosas por casa y ella investigaba o iba y venía… pero no hemos jugado o no hemos tenido un momento para nosotras. Quiero dedicar a jugar con ella al menos un ratito cada día, que cada día juntas tenga algún momento divertido que haya valido la pena para las dos, aunque eso signifique sacrificar otras cosas.

8. Ser más paciente. Sobre todo, en lo que respecta a Minina. Creo que es algo que he trabajado bastante este año, pero no es suficiente. Hay veces en las que, ante determinadas situaciones que otros días puedo gestionar mejor, pierdo la paciencia a marchas forzadas y al darme cuenta me mosqueo más todavía. Quiero que esos momentos cada vez sean los menos y, cuando lleguen, quiero ser capaz de verlos para poder delegar, apartarme y volver al ruedo cuando esté tranquila de nuevo.

9. Seguir leyendo e informándome sobre temas de crianza y educación. Algo que ahora mismo tengo un poco abandonado, la verdad. Quiero releer algunas cosas que leí estando embarazada, leer libros que tengo en la mesita de noche sobre la aplicación de la filosofía Montessori, disciplina positiva y crianza de apego, entre otros, y seguir leyendo blogs y páginas que no visito desde hace un tiempo. ¿Por qué? Porque así es como alcanzaré el último de todos, el más importante:

10. Quiero seguir creciendo como Mamagata. Echar la vista atrás a finales de este año y ver que, aunque no haya sido una mami de manual 100% perfecta, lo he intentado y he dado lo mejor de mí en mi empeño. Quiero hacer un respaso del 2017 y sentirme orgullosa por las pequeñas cosas que haya logrado y por las que haya mejorado. Al fin y al cabo, de eso es lo trata ser madre o padre, ¿no creéis?

¿Y vosotras, que propósitos tenéis para este año?

¡Un besito, Mamagatas! 🐱

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s