Experiencias · Vivencias gatunas

Reflexiones post-viajeras tras el puente con Minina

logoheart_thumb3¡Buenas, Mamagatas!

El pasado puente de diciembre, nos fuimos a Segovia unos días aprovechando que yo aún no trabajaba. Visitamos el impresionante acueducto, el casco antiguo de día y de noche (ventajas de que en invierno oscurezca tan temprano: a las 20:00 ya estábamos en el hotel y lo habíamos visto todo de las dos maneras, jajaja) y también fuimos a la Granja de San Ildefonso a visitar los jardines y los alrededores.

img_20161208_124239930

Es verdad que cuando viajas con niños te tienes que tomar las cosas de forma diferente; o bien hacer selecciones distintas o, por lo menos, tomártelo con más calma y adaptar tus horarios. Pero también es cierto que Minina es un solete y las veces que hemos viajado con ella (a Asturias y a Huesca por San Lorenzo este verano, alguna escapada cercana a casa en fin de semana y esta vez) nos lo suele poner bastante fácil tanto en el trayecto como en la escapada… ¡y cruzamos los dedos para que dure!

Sim embargo, la cosa se nos va complicando poco a poco. Antes dormía más y más seguido, con lo que los trayectos eran más tranquilos. Y en verano ella tomaba pecho, fruta troceada y comida en papillas, con lo que con unas cuantas preparadas de casa y unos potitos de emergencia por si acaso, más la fruta que fuimos comprando, nos las apañamos bien. Además, sólo gateaba un poco, con lo que con la silla de paseo y la mochila de porteo nos movíamos tranquilamente, sin pausa pero sin prisa… por eso quería analizar los “contras” que nos hemos ido encontrando en este viaje, por si a alguien le sirven de algo.

img_20161208_191311957

Para empezar, la mayor parte del viaje de ida estuvo durmiendo porque pasó mala noche, ¡genial! Pero al despertarse quería marcha… así que fue una suerte que yo, la copiloto, fuera sentada detrás para jugar, hablarle, entretenerla, darle agua o comida cuando tenía hambre y no encontramos un sitio donde parar durante un buen rato. Nosotros, además, optamos por llevar en el I-pad unos cuantos vídeos de Youtube de canciones de los que suele ver en casa (uno  de mis grandes “yo nunca”, ponerle vídeos de lo que sea a los niños en el coche, jaja) que nos ayudaron mucho en un par de momentos de crisis.

Siguiendo con la cuestión alimentaria, Minina ya come de todo. Pero en casa hasta antes del viaje seguía tomando papillas. Espesas, con trocitos, combinadas con comidas que le dábamos sin triturar y las meriendas de fruta a cachitos, pero seguía aceptándolas. Por eso pensamos “bueno, llevamos unos potitos para las cenas, que estará más cansada y para comer le iremos dando de lo nuestro”. Pero al primer potito, Minina nos dejó claro que no pensaba comerse esas cosas tan líquidas y bastante insípidas. En todo caso, si le dejábamos la cuchara, iba a simular que comía ella sola como toda una mayor, pero nada más. Así que oye, perfecto. La niña no quiere papillas, mejor que mejor, de verdad. Pero no contábamos con la guarrería que montaríamos la primera noche de cena en el hotel entre lo que se le caía al comer, lo que tiraba voluntariamente y sus manos con restos de comida restregándose por todas partes. He de decir en nuestra propia contra, que fuimos un poco inocentes porque eso es lo que pasa siempre cuando le dejamos que coma con las manos en casa… así que nueva lección aprendida: es muy buena idea llevar cambiadores desechables súper finos (como los del Mercadona, por ejemplo) para ponerlos de cobertor y no sufrir cada vez que toquitea esos manteles preciosos de blanco impoluto. Creo que es lo más importante que hemos aprendido en este viaje, pero tampoco está de más llevar unos cuantos baberos desechables si no quieres acabar con más de 20 baberos sucios después de 4 días fuera de casa, jejeje.

captura-de-pantalla-2016-12-14-a-las-22

Finalmente, de nuevo llevamos tanto la silla de paseo como la mochila de porteo, lo que fue una gran idea. El ir con la silla para nosotros era mucho más descansado, pero llevar la mochila de porteo nos permitía cogerla en momentos que se cansaba de tanto carro, y también nos dio la posibilidad de dejar el carro en el coche para subir por zonas que con silla hubieran sido bastante impracticables (como la subida a un lateral del acueducto, por ejemplo). Pero además, esta vez nos encontramos con otra novedad: Minina ya camina, con lo que a veces se hartaba de todo y ella quería andar a su velocidad de 200 metros hora y, a ser posible, en dirección contraria a la que queríamos ir… jeje. Así que en estos casos, paciencia, dejar que se moviera un poco y si encontrábamos algún parque por el camino en el que ella pudiera jugar un poco, hacer parada de rigor para que quemara energías mientras nos acordábamos de unos amigos que hace poco nos comentaban que al viajar con sus hijas (ya adolescentes) se habían recorrido los parques de juegos de gran parte de España y media Europa <3.

¡Y creo que eso es todo por ahora! El puente ha sido cortito, y nos lo hemos tomado con mucha paciencia, que es lo que toca y lo que seguirá tocando cada vez que viajemos durante bastante tiempo. Pero lo más importante es que hemos desconectado y hemos disfrutado. Seguramente hemos visto muchas menos cosas que si hubiéramos venido los dos solos hace unos años… pero es algo que en ningún momento nos hemos planteado, porque ahora los viajes no se tratan de la cantidad de cosas que veamos, sino de cómo disfrutemos ese tiempo.

¿Y vosotras? ¿Hicisteis algo especial el puente? ¿Tenéis algún viajecillo pensado para Navidades? ¿Alguna experiencia o consejo que compartir con padres novatos con ganas de viajar? Como siempre, podéis comentar lo que queráis justo aquí debajo. ¡Abrazos gatunos! 🐱

Un comentario sobre “Reflexiones post-viajeras tras el puente con Minina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s