Creamos · Experiencias · Jugaprendemos · Para los mininos

La pared “gometera”

 

logoheart_thumb3¡Hola Mamagatas!

Hoy quiero hablaros de una idea que se me ocurrió hace unas semanas y que, para tener a Minina completamente emocionada, es de lo más sencillo si no te importa “decorar” tu casa de un modo un poco diferente.

Desde que Minina empezó a controlar mejor sus manitas, siempre ha demostrado predilección por tocar y rascar todo aquello que le llamara la atención (¿os suena?).

Una de sus pasiones desde que los descubrió, son los “Gomets”, esas pegatinas de formas sencillas y que son de un solo color llamativo. Los usamos con ella por primera vez en la bandeja de la trona, en unos días desconcertantes en los que, al introducirle el pescado, comenzó a negarse a comer cualquier cosa con apariencia papillesca o mínimamente sólida. Personalmente, me negaba a intentar distraerla con la tele como me recomendó más de una persona, pero pensé “oye, si cada vez que cae una gota de lo que sea sobre la bandeja parece que se relaja un poco, quizás engancharle unos cuantos gomets, funciona…”.

Lo cierto es que la idea no surtió el efecto que yo esperaba. Sí que le llamaron la atención, y mucho, pero siguió negándose a comer hasta un día después. Aún así, disfrutamos viendo cómo los rascaba con ahínco y cómo se sorprendía al desprenderlos de la trona y ver que se le enganchaban en la mano. Nos encandiló al reírse si nos los pegábamos en la cara, cómo se estiraba para quitárnoslos, y también sufrimos un poco las primeras veces que intentó comerse alguno… pero esa ya es otra historia.

Hace unas semanas, pusimos una barrera en la escalera que sube a la terraza y, para hacerlo, tocó añadir en uno de los lados una madera blanca muy bonita, pero un poco sosa. Tras mirarla y remirarla durante no sé cuántos días, pensé que podía ser una buena idea darle un poco de color y que, de paso, Minina la disfrutara.

Y eso hice: coger una hoja de gomets de las miles que hay en casa y empezar a engancharlos de forma aleatoria. Ni que decir tiene que me costó más de los esperado, porque no había terminado y ya tenía a Minina intentando arrancar unos cuantos… pero yo encantada de la vida, como es de suponer.

Y es que esta actividad puede parecer muy tonta y sencilla, pero le viene perfectamente a distintos niveles: son un estímulo visual para ella, a veces se queda concentrada sólo mirándolos; también trabaja la psicomotricidad fina cuando intenta desengancharlos y manipularlos; Minina aún no camina, pero sí intenta ponerse de pie siempre que puede, con lo que cuando se levanta y cuando se estira para llegar a los más altos, fortalece las piernas y trabaja el equilibrio; y cuando jugamos con ella a “gometear”, le hablamos de las formas y los colores. Y por ahora sólo los desengancha, los mira, y acaba dejándolos caer al suelo o enganchándoselos por la ropa sin darse cuenta, pero de aquí a un tiempo podremos jugar con ella a engancharlos por formas, colores, en fila, círculo o creando cualquier cosa que se nos ocurra a nosotros o a ella… ¿alguien da más por tan poco?

¿Y a ti, qué te parece esta idea? ¿La has puesto en práctica? ¿Has decorado alguna parte de tu casa de forma parecida? ¿O tienes alguna propuesta DIY que quieras compartir conmigo? ¡No dudes en dejar tu comentario, estaré encantada de leerlo! 🐱

 

Un comentario sobre “La pared “gometera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s